El padre de Holmes cumple siglo y medio

  • Este viernes se celebra el 150 aniversario del nacimiento de Arthur Conan Doyle

Su nombre está unido para siempre al de un icono universal al que deseó exterminar. El próximo 22 de mayo se cumplirán 150 años del nacimiento de Arthur Conan Doyle, el padre de Sherlock Holmes. El creador del más famoso detective de la literatura se vio obligado a contemplar cómo su criatura lo superaba: tal descontento causó su muerte que sus lectores le obligaron a "resucitarlo".

Nacido en Edimburgo, Doyle estudió medicina y estableció su consulta en Inglaterra. Fue precisamente esperando que llegaran los pacientes cuando comenzó a escribir, inspirado, entre otras cosas, por sus experiencias como estudiante de medicina. Pero más que los estudios de anatomía, su gran guía era Edgar Allan Poe. Esos fueron los elementos que hicieron nacer a Sherlock Holmes en 1887. Para que nadie se quedara a medias en las historias, Doyle creó la figura del doctor Watson, que ayudaba a los lectores a seguir la trama con sus preguntas. El esquema del detective genial y su ayudante más bien mediocre se convirtió en un modelo para muchas obras policíacas.

Los dos primeros libros, Estudio en escarlata y El signo de los cuatro, no se hicieron muy famosos. Fue a partir del cuento Escándalo en Bohemia (1891) que se hizo conocido internacionalmente, lo que se volvió una carga contra él. Doyle hizo desaparecer a Holmes en El problema final pero ante el grito de horror de los fans, se vio obligado a hacerlo resucitar.

Igual de escaso que el afecto que sentía por su personaje era el parecido que Doyle tenía con él: en vez de análisis fríos y lógicos, Arthur Conan Doyle creía en las leyendas y se introdujo cada vez más en el ocultismo tras la muerte de su primera mujer y de su hijo mayor en la I Guerra Mundial, llegando a participar en varias organizaciones espiritistas. Murió en 1930, tras ser nombrado caballero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios