Los nuevos talentos de la música se forman para el futuro en Conil

  • Los alumnos de la escuela Obstinato realizarán hoy una audición pública

Comentarios 9

Juan Jesús Quintero, un profesor de música de 38 años, es uno de los nueve monitores de la Escuela de Música Obstinato de Conil, donde se preparan desde niños a mayores en el aprendizaje de las notas musicales y su traslado a cualquier instrumento.

En esta escuela, que se encuentra en un local comercial de la plaza de Gran Canaria, se está produciendo en los últimos días un trasiego de todos los alumnos, donde preparan, ensayan y afinan para que esta tarde, a partir de las siete, todo salga a pedir de boca en la novena edición que realizarán a las puertas de su particular aula de música, una iniciativa que ha contado con el apoyo de diversas firmas comerciales de la zona, así como de otros grupos y compositores que se han ofrecido para que todo salga perfecto.

Entre ensayo y ensayo, mientras preparaban una canción del grupo Revólver llamada San Pedro, pudimos ver y escuchar el trabajo que realizan tanto los profesores como los alumnos. Según apuntó Quintero, "en la audición participarán todos los alumnos de la Escuela, son unos 60, cuyas edades oscilan entre los 3 y 50 años, incluso en años anteriores han tenido a personas con 60 años que pertenecían a un coro de mujeres".

Los alumnos tocarán temas de diferentes estilos: música clásica, jazz, música popular, villancicos, con un repertorio muy variado en el que también participarán otros artistas e intérpretes que no son de la escuela y que quieren colaborar en la iniciativa, como una concertista, un guitarrista que tocará una pieza flamenca, así como varios grupos, sin olvidar distintas empresas comerciales de la zona que aportarán sus productos para que sean degustados por los asistentes.

Esta Escuela funciona desde hace más de seis años, aunque este año estrenan un local que cumple con las expectativas de su propietario, quien explica que "están bajo tierra, y eso hace que no se moleste a nadie por un lado, por otro se mejora la acústica y, finalmente, tampoco se notan las molestias de un coche o una moto que pase por las cercanías del local haciendo ruido".

Esta iniciativa privada se sustenta de las aportaciones de los alumnos. En la escuela se puede aprender a tocar el saxo, el clarinete, la guitarra, el bajo, lenguaje musical o piano, entre otras disciplinas. Marco es profesor de saxo en el Conservatorio Manuel de Falla, está titulado y ha trabajado en otras escuelas de música. Hay una monitora que da clases a los de infantil, es psicóloga y estudia en el Conservatorio y él mismo, Juan Jesús Quintero, ha estudiado en el Conservatorio Manuel de Falla y estudió Educación Musical en la Universidad, estando todos los profesores titulados; además, "se han dedicado toda su vida a la música".

Lo que pretendemos, dice Juan Jesús Quintero, es que "la gente, como dice nuestro slogan de la escuela, viva la música, a través de la enseñanza y a través de un método que trata de acercar al máximo al alumno a la música, no se busca un fin lucrativo, es otra forma de ver la vida".

Sobre el nombre, Obstinato, que recibe la escuela, Juan Jesús apunta que quiere decir "constancia, que es lo que yo entiendo que es lo que se necesita para dedicarse a la música, esto no es como montar en bicicleta, que tú aprendes a los 8 años y a los 80 la vuelves a coger y sales pedaleando; en esto se necesita una constancia que es la que te acerca a la música, por eso Obstinato".

Juan Jesús Quintero tiene varios discos compactos editados, el último recoge el nombre fenicio de Conil, Mergablo. Dicho trabajo, que sólo se puede encontrar en algunos comercios de la zona, es uno más de los compuestos por Quintero, que combina estas labores con sus clases de guitarra en la Escuela de Música.

En su página web se recoge un amplísimo currículum, donde se destaca que fue cofundador y miembro del grupo musical de pop-rock Torre de Babel y del grupo de flamenco joven Kantera, además de bajista en el grupo flamenco Kindalé, durante 1996, y del grupo Embrujo Andaluz en la actualidad.

Son innumerables sus actuaciones como solista dentro y fuera de España, como ha sido en Francia y Alemania. Además de varios grupos musicales, ha interpretado, compuesto, escrito y dirigido hasta nueve agrupaciones de carnaval, entre comparsas y chirigotas, entre los años 1987 y 2003, con las que ha obtenido considerables premios.

Ha sido director de la banda de Conil y compositor de varias marchas de Semana Santa, entre las que destacan La Borriquita y Santo Entierro, y arreglista de la banda del Santo Entierro. Participante activo en el primer concierto de Jóvenes Músicos de Conil y director musical de la asociación Amigos del Teatro de Conil.

Actualmente es profesor de guitarra en la Escuela Municipal de Música de Vejer, donde está desde 1998, y director-fundador y profesor de la Escuela de Música Obstinato de Conil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios