"Este nuevo disco es un motivo más para dar gracias a la vida"

  • El próximo 24 de febrero se publica el sexto álbum de esta gaditana de adopción, en el que versiona temas clásicos latinoamericanos. Afirma que está nerviosa y que tiene ganas de que llegue ya ese día

Da gusto hablar con ella. Simpática, alegre, sencilla... Es fácil arrancarle una sonrisa e incluso una carcajada. Pasión Vega asegura que tiene muchos motivos por los que darle gracias a la vida y uno de ellos es su nuevo disco, titulado precisamente Gracias a la vida. En él versiona temas clásicos latinoamericanos que ha escuchado y cantado de niña. Fina estampa, de la peruana Chabuca Granda, De qué callada manera, de Pablo Milanés, Noche de ronda, de María Teresa Lara, Distancia, de Alberto Cortez, el bolero Vete de mí o Gracias a la vida, de la chilena Violeta Parra, son algunos de los temas que componen este álbum, que verá la luz el próximo día 24 de febrero.

-¿Qué siente ante la cercanía de la publicación de su nuevo disco?

-Sobre todo mucha alegría, porque es un disco que está preparado desde hace algunos meses y por cuestiones de agenda no ha podido salir antes. Entonces, es un disco que tengo muy trabajado, muy escuchado y tengo muchas ganas de que salga a la luz. Porque creo, además, que está lleno de muchas sensaciones, de sonidos hermosos y de canciones muy importantes y muy hermosas también.

-Este es ya su sexto álbum, ¿sigue sintiendo nervios ante cada nuevo proyecto?

-Totalmente. Y yo creo que incluso cada día más. Normalmente se siente un gran orgullo de haber hecho algo personal, un disco muy cuidado, y al mismo tiempo se siente también ese nerviosismo previo por saber qué opina el público, por saber si gusta, si la gente se emociona con las canciones, y por que lleguen esos primeros comentarios de los fans o de esas primeras personas que lo escuchan o incluso de los periodistas que te comentan cuál es el tema que más les gusta o los arreglos... Y todo eso ya tengo ganas de que llegue. Estoy nerviosa.

-¿Puede contar qué ofrece en este nuevo trabajo?

-Es un disco en el que, además de estar latente ese amor personal que siento hacia la música latinoamericana, hemos retratado o repasado los grandes éxitos de la canción latinoamericana de todos los tiempos, desde los años 40 hasta canciones más actuales, pero que han pasado ya la frontera de lo que es una canción de moda. Son canciones que se han convertido en clásicos, como el tema que le da título al disco, que es Gracias a la vida, de Violeta Parra. También hay una canción de José Alfredo Jiménez, de Agustín Lara, de Pablo Milanés... En fin, de autores que están en nuestra memoria sentimental y en nuestros corazones. Y sobre todo, es un repaso a esas canciones pero desde un corazón andaluz y muy español, es decir, es una visión de todas esas canciones desde este lado del Atlántico, una recreación bastante particular, sin perder tampoco toda su esencia latina ni esa visión jazz en algunos momentos de esas canciones.

-¿Le ha sido difícil hacer la selección de los temas?

-La verdad es que me ha sido difícil decir no a muchas canciones, quedarme con 12 y desechar muchas otras que tenía en el corazón, porque casi todas las que he elegido son canciones que conozco desde niña y que he cantado en casa en familia, como por ejemplo Gracias a la vida o El jinete... son canciones que desde pequeña han sonado en casa y con las que hemos pasado buenos momentos, por eso, esas ganas también de grabarlas y hacerlas en directo en los conciertos, porque me traen muy gratos recuerdos que me llevan a mi infancia y mi juventud. Y me apetecía mucho rescatarlas para las nuevas generaciones, porque yo creo que algunos jóvenes quizás no conocen estas canciones.

-¿Tiene especial cariño a alguna de ellas?

-Me gustan todas. Creo que ha sido muy interesante por ejemplo rescatar el tema Fina estampa de Chabuca Granda, que todos hemos escuchado en la voz de María Dolores Pradera, esa dama de la canción. Creo que es un disco homenaje a esos autores y a esas damas de la música que han llenado teatros con sus canciones y con esos valsecitos peruanos, con esas canciones tan llenas de vida y tan alegres. O ese himno a la vida que es Gracias a la vida de Violeta Parra, que va a ser el primer single y creo que transmite muy bien lo que es la filosofía de este disco.

-Este es su primer álbum completo de versiones, ¿qué le ha animado a grabarlo?

-Sobre todo, saber que iba a poder estar acompañada de músicos de la talla del maestro Horacio Icasto, uno de los mejores pianistas clásicos y de jazz que tenemos en Europa, de Jacob Sureda, que es mi director musical, y del gaditano Jesús Bienvenido, que me ha hecho tres arreglos de tres canciones, poniendo de nuevo su frescura, sus buenas ideas y su andalucismo, porque quizás son los temas más flamencos.

-Empezó cantando copla y luego le hemos escuchado interpretar otros estilos, ¿con cuál se siente más cómoda?

-Realmente con todos. Yo creo que en cada una de estas etapas o cada uno de los estilos que he afrontado son retos y me siento yo. Siempre procuro sentirme yo. Y, efectivamente, todas esas cosas que voy aprendiendo en el camino las voy aplicando a los siguientes trabajos musicales o a los siguientes conciertos, y procuro ir creciendo en ese sentido. Por eso, la copla y Andalucía están muy latentes en este disco. No por ser versiones latinoamericanas esto se va quedando atrás, ni mucho menos. Lo que me interesaba también era versionar o retratar estas canciones desde mi visión y en esta visión, por supuesto, está Andalucía, está la copla y está el jazz, incluso el fado, la guajira, los tanguillos... Todo eso está en este álbum. En ese sentido, es un disco muy ecléctico y, sin embargo, como creo que pasa en discos anteriores, tiene mucha coherencia, no está hecho de pinceladas, sino que es un cuadro al completo de esa Latinoamérica que tiene muchos colores y, bueno, de ahí vienen los cantes de ida y vuelta. Son canciones que nos han llegado a través de los músicos que han venido a nuestro país, y nosotros le hemos devuelto también en forma de música y de regalo muchos ritmos que son autóctonos de aquí y que se utilizan allí y, bueno, hay una mezcla muy interesante que también está muy latente en este trabajo.

-¿Ha pensado alguna vez componer sus propias canciones?

-Bueno, como pensarlo sí. Lo que pasa es que, como siempre digo, es una responsabilidad para mí tener a grandes autores como Sabina, Perales, Pablo Guerrero, Jesús Bienvenido... Es muy peligroso también caer en esa tesitura de pensar que una puede hacer una canción. Creo que en cierta medida, quizás en colaboración con algún autor, podría. De hecho, poquito a poco cada vez voy aportando más mis propias ideas e incluso en la producción voy metiendo un poquito más de opinión. Pero bueno, lo de la composición es un don y creo que me tendrían que ayudar un poquito.

-El título del nuevo disco es Gracias a la vida, ¿tiene muchas cosas por las que darle gracias a la vida?

-Muchísimas. Empezando por esos pequeños detalles de poder estar vivo, de poder caminar, dar una mano, disfrutar de la naturaleza, de las pequeñas cosas de la vida..., hasta de utilizar el canto como una denuncia social y poder saborear las mieles y la dulzura de ser artista, poderte subir a un escenario y expresar tus sentimientos y aquello que quieres decir desde esta posición. La verdad es que tengo que estar agradecida a la vida por muchas cosas y yo creo que este disco es uno más de esos motivos para dar las gracias.

-Cambiando de tema, ya ha empezado el concurso del Carnaval de Cádiz, ¿está trasnochando mucho para escuchar las agrupaciones?

-Sólo he podido ir un día al teatro porque ahora estoy muy metida preparando la gira, ya que empezamos el 7 de marzo, y estoy muy concentrada en el trabajo, pero bueno, sí que trasnocho algo. El concurso acaba tarde y si no lo puedo ver un poquito por internet, si me coge en casa, lo veo por la televisión. La verdad es que me gusta seguirlo y creo que este año está muy emocionante.

-El año que usted fue pregonera del Carnaval de Cádiz contó con la colaboración de Javier Ruibal, ¿le ha pedido él colaboración a usted este año?

-No. Él sabe que tiene por supuesto mi apoyo, mi ánimo, mi admiración completa. Pero no, creo que el pregón de Javier, por lo que me ha contado, va en otra dirección, pero no te puedo decir nada. Va a ser un pregón distinto al que yo hice y este año él es el protagonista y se sobra para hacer cosas fantásticas. No le hace falta para nada que yo esté con él, pero bueno, sí que estaré apoyándolo anímicamente y como amiga. De momento, no me ha pedido ayuda, pero si hace falta ahí estaré yo. Es un orgullo para todos nosotros que Javier sea este año el pregonero y yo creo que va a ser un pregón que se va a recordar durante mucho tiempo.

-Por último, ¿qué le pide a la vida?

-Pues lo que todos queremos, mucha salud y quizás tener tiempo para poder saborear esos detalles, disfrutar de la familia, de las cosas buenas de la vida, del carnaval, de ese cafelito y esa conversación con los amigos y poco más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios