Los niños también pintan

Cuando hace unos años, Rafael Navas y este que esto escribe pusimos en marcha el proyecto expositivo de Arteadiario teníamos claro que aquel espacio tenía que abrirse a las expectativas de los que tenían algo que decir y que considerábamos con cierta clara proyección. No pusimos edad a los que tuvieran sitio en el espacio de Diario de Jerez, sólo que estuvieran poseídos por un manifiesto compromiso artístico. Por la sala de la jerezana calle Mora han pasado artistas que ya son una auténtica realidad -Pepe Salas, Jesús Rosa, Rocío Cano, José Manuel Rivas, Raúl Zarzuela o la ya lanzada María Ortega, entre otros-. Arteadiario, que está abierta a todos los buenos proyectos, ha presentado en los últimos días, una exposición apasionante. Niños de cinco añitos, alumnos de un colegio jerezano, han colgado en las paredes sus ilusionantes trabajos. Durante todo un trimestre, los alumnos han puesto en práctica la información de tres pintores de Jerez, Rocío Cano, Luis Grajales y David Saborido, que estuvieron en su aula explicándoles cómo trabajaban. Los niños, partiendo de la realidad artística de tales autores, han creado un fantástico universo pictórico en el que se aprecia no sólo la influencia de lo que aquellos les contaron, sino que han dejado huella de su magnífica y clara posición hacia lo artístico. Además, los jóvenes artistas han dado forma, de principio a fin, a la exposición. Ellos han creado una especie de ilustrativo catálogo, han diseñado las cartelas de las obras, han pintado la invitación a la muestra, han creado los carteles de la misma; incluso, han sido los encargados de presentar al público asistente tan particular exposición y, por último, han puesto nombre a la muestra: "Alitas de colores". Todo un desarrollo expositivo lleno de intensidad y de entrañable feliz manifestación.

Ya el gran Jean Dubuffet afirmaba que el arte no es patrimonio único de los artistas. Para él, los locos y los niños tenían una especial predisposición para el arte. Estos niños de una clase de Infantil de cinco años, con el profe Eloy como acertado dinamizador, lo han demostrado ampliamente.

Cuantos pusimos nuestro empeño y nuestra ilusión en este proyecto nos sentimos tremendamente orgullosos de esta exposición. Con estos niños el universo artístico está más que asegurado. Ya quisieran algunos de los que se creen afortunados artistas estar en posesión de tan manifiesta claridad de miras.

Sala Arteadiario. Jerez

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios