"La música se mueve por sensaciones"

  • El grupo chiclanero presenta esta noche en la Sala Imagina de Cádiz su segundo trabajo discográfico, titulado 'Tírate del puente' · La banda prepara una gira que les llevará de nuevo por Europa

Comentarios 3

El concepto de fiesta no tiene por qué estar necesariamente reñido con el de crítica social. Puedes pelearte con el mundo sin abandonar la sonrisa; puedes hacer bailar a miles de personas a base de merengue desmadrado y hablar de crisis e injusticias.

Es el caso de Trashtucada, la banda gaditana de fusión que está haciéndose con el cariño no sólo de sus paisanos, sino también de checos, alemanes o suizos. Como ellos mismos señalan, la música es un idioma universal en el que, a veces, sobran las palabras.

Esta entrañable y divertida mezcla de estilos aterriza esta noche en la Sala Imagina para presentar su segundo trabajo, Tírate del puente, una invitación a abandonar cualquier forma de seriedad para vivir críticamente una realidad que merece otra oportunidad.

¿Cómo nació Trashtucada y de dónde sacaron el nombre?

Nace en un ensayo donde se juntan unos amigos para pasar un buen rato. De ahí surgen canciones que luego grabamos en un par de maquetas. Nos estuvimos moviendo un poco hasta que nos terminamos de juntar 'los siete jartibles'. Después grabamos el primer disco y empezamos a trabajar con la oficina de management Bola 9 (nuestros queridos Cristóbal y Tekila, que ya son de nuestra pequeña familia). Y más tarde nos unimos a Hatuey y Linn, nuestros managers fuera de España, con los que hacemos turismo del bueno.

El nombre viene de la mezcla de 'trash', que refleja la parte más cañera del grupo, y 'tucada', por la vertiente más percusiva. Aunque siempre pensamos que nuestra música se define mejor con dos palabras: Distorsion Party.

Y no es broma funcionó muy bien y Tírate del puente suena mucho mejor. Parece que la cosa funciona. ¿Qué esperan del nuevo trabajo y su gira?

Pensamos que hemos tenido mucha suerte porque nunca nos planteamos hacer música para la gente o con un fin determinado; pero al final resultó que le gustaba a alguien más que a nosotros mismos.

Este nuevo trabajo es un poco más maduro, y se nota tanto en la composición como en el sonido (y en que tenemos menos pelo en la cabeza), dando un resultado más a nuestro gusto donde se refleja un poco más lo que es la banda en directo, que es nuestra mejor cara.

La nueva gira ya está cerrada y hay ganas porque llevamos tres meses sin salir a la carretera. Estamos como un niño chico el día de Reyes: nerviositos perdidos. Echamos de menos ponernos el culo redondito de ir tantas horas en furgoneta sentados.

Es curioso pensar en un gazpacho musical y lírico tan gaditano como el suyo en Suiza o Checoslovaquia.

El extranjero es un lujo para el músico, allí siempre tienen un rato para ver qué les puedes ofrecer. Llevan mucho tiempo haciendo conciertos y eso se nota. Saben lo que se hacen y cómo recibir a grupos de todos lados.

En los conciertos en el extranjero el público vive la música de una manera muy especial. Son muy graciosos. Bailan muchísimo… Ya sabes, algunos con más ritmo que otros. Aunque, eso sí, lo de las palmas lo llevan peor.

¿Y cómo hacen para saltar la barrera idiomática?

La música es un idioma universal y se mueve por sensaciones, no entiende de palabras. Aunque no se enteren de lo que decimos, sí saben lo que les queremos decir.

¿Qué es lo que más les ha llamado la atención de vuestras giras internacionales?

Hemos aprendido muchas cosas de cómo es la música de los Pirineos para arriba. Ya sabes, en el extranjero son muy diferentes. Allí, en 2012, ya tienen cerrado todo lo de 2013. En España nos gusta más dejar un poquito para la improvisación. Lo que más nos llama la atención es la puntualidad de todo. Recuerdo que una vez llegamos cinco minutos antes a un concierto en Munich y nos decían que teníamos que esperar hasta la hora exacta para acceder al festival. Pero, en resumidas cuentas, tratan la música de manera excepcional, sin mirar colores ni banderas.

¿Y qué público o qué país les ha dejado más huella?

Los públicos que más nos gustan creo que son los de la República Checa y Alemania, ya que lo flipan mucho con cualquier tipo de música. Si un grupo les gusta y les transmite, lo dan todo aunque no conozcan su nombre o de dónde viene, y eso es de admirar. En España tenemos mucha 'marquitis' de grupos.

Sus letras, además de vitalistas, son muy críticas. Con la que está cayendo, tendrán más temas en los que inspirarse que nunca.

La verdad es que inspiración no nos falta, y, como comentas, de la de verdad. La que vive la gente de a pie y se encuentra todas las mañanas a los pies de su cama. Juanmi siempre cuenta que, normalmente, cuando escribe una canción y va avanzando, se cabrea, hasta que termina la canción totalmente enfadado por las injusticias que se le están pasando por la cabeza. Y, como decimos, el problema ya nos son los conflictos en sí, si no la actitud que tenemos para defender lo nuestro.

Y de todas las crisis que tenemos ahora mismo, ¿cuál es la que más les toca las narices?

Creo que lo que más nos mosquea es que somos capaces de cambiar el mundo entero con tal de no parar este sistema, que claramente está beneficiando sólo a unos pocos. Somos capaces de aceptar recortes, de renunciar a la educación y a cualquier cosa sin pelear, para que el sistema siga favoreciendo a los mismos. Siempre me dijeron que la política es un engañabobos, y yo creí que era por la cara que se te quedaba; pero me he dado cuenta que es porque actuamos como si fuéramos bobos.

En cualquier caso, llama la atención esa facilidad tan andaluza que tienen para conjugar fiesta y crítica social.

T.: Por aquí tenemos la filosofía de tomarlo todo en serio (risas). Ser el culo de Europa tiene sus ventajas: peores tiempos no pueden correr desde hace mucho. Pero a mal tiempo, buena cara, que se vive una vez y tampoco es para estar así. De todos modos, creemos que desde la indignación poco se puede hacer. Ya sabes: del rey sólo se reía el bufón; y no era por lo que sabía, era por el arte que tenía. Creo que es la receta de la gente del sur.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios