"En mi música hago lo que soy, lo que siento y lo que pienso, sin propósitos"

  • La compositora vuelve mañana a Cádiz con un esperado concierto que abre la temporada del Falla. Un año apartada de los escenarios por su enfermedad ha inyectado de ilusión su reencuentro con el público

Ilusionada y emocionada. Éstas son las primeras palabras que se desprenden de la dulce voz de Luz Casal, cuya cercanía traspasa la barrera telefónica en que transcurre la entrevista. Sin dejar de mirar atrás y sin más proyectos que entregarse cada día a sus seguidores, mañana afronta con responsabilidad el concierto en el Teatro Falla de su último disco, Vida tóxica, cuyo éxito en taquilla ha alargado su estancia en Cádiz hasta el domingo.

-¿Cómo ha sido el reencuentro con los escenarios?

-Muy emocionante y muy deseado. Me parecía muy interesante ver la reacción de las nueve canciones que estamos haciendo de Vida Tóxica. Llevamos ocho conciertos y estamos encantados.

-Hace más de quince años que no actúa en Cádiz. ¿Cómo afronta este concierto?

-Con mucha responsabilidad. Cuando notas que la gente está pendiente y deseosa, lo que realmente quieres es acertar de pleno. El público es lo más importante cuando te pones encima de un escenario y, como mínimo, quieres agradar a todo el mundo.

-Son cerca de 30 años haciendo música. ¿Cómo se adapta y resurge con la misma fuerza en cada concierto?

-Lo cierto es que no hago ningún esfuerzo de adaptación. En mi música hago lo que soy, lo que siento, lo que pienso, sin propósitos, ni esfuerzos de ningún tipo, excepto el que tiene que ver con mi propio sentir, con mi propia manera de trabajar, de exigencia, de responsabilidad y de enseñar aquello que quiero de la manera más interesante y precisa.

-La versatilidad de su música es probablemente uno de sus fuertes. Blues, boleros y rock... ¿En qué registro se sientes más cómoda?

-Si me metiera más en un registro, al final haría más un tipo de canción y en los once discos que he hecho, once en total, siempre hay canciones que expresan sentimientos íntimos, otras que llegan al máximo de frivolidad, canciones que hablan de mi propia experiencia y canciones que hablan de otros o de otras.

-¿Se deja algún estilo en el tintero?

-Siempre. De lo contrario, habría acabado ya. Si lo hago así es porque creo que todavía te quedan cosas por exprimir. Y todo tiene que ver con la vocación, que va más allá que la profesión, es tu manera de estar en la vida, así que es muy difícil que haga cosas que no tengan que ver con la música.

-Ha dicho alguna vez que le gusta desnudarse con su música. ¿Qué diferencia hay entre la Luz compositora y la Luz persona?

-Pensándolo bien, no debe de haber muchas.

-¿Qué tiene de tóxica la vida?

-Muchísimas cosas. Es una amenaza diaria que nos rodea. Lo que ocurre es que nuestra capacidad de aguante hace que prescindamos de una información que, de tenerla a mano, a lo mejor nos impediría vivir. Es algo que nos rodea, desde los alimentos hasta nuestro modo de vida en general, y el mío en particular. Obviamente no es un título que se me haya ocurrido porque sí. Vida Tóxica también tiene que ver con el uso de esa toxicidad que, por otro lado, ha sido buena.

-Este disco hace guiños a intérpretes como Dalila. ¿Cuáles son sus referentes musicales?

-Quisimos hacerle un homenaje con esta adaptación por lo atractivo de la historia. Era interesante ponerte en la vida de una persona que no tiene nada que ver contigo. Y en cuanto a mis influencias, es muy complicado, tengo muchas, sobre todo, mucho que agradecer a mucha gente y a muchos músicos.

-¿Se puede decir que este nuevo disco es la suma de la experiencia de toda su trayectoria?

-En la vida vas sumando o restando y cada disco es como la experiencia de la vida. Si tienes la inteligencia o la suerte de sumar cosas, pues mejor.

-¿Qué temas de sus anteriores discos le traen recuerdos imborrables?

-Hay canciones que van prácticamente en cada concierto. Entre mis recuerdos,No me importa nada o los temas de la película de Almodóvar. Son canciones que la gente desea escuchar y que nos gusta hacer.

-¿Que siente al saber que su música forma parte de la banda sonora de la vida de muchas personas?

-Muchas cosas. Satisfacción y la responsabilidad de no conformarme con lo que he conseguido, para seguir haciendo canciones que aumenten esa banda sonora. Es el premio a tu trabajo.

-¿Qué significa la música en estos momentos para usted?

-Mi principal forma de expresión, mi vocación, mi trabajo, mi vida, en definitiva. Y como muchas otras veces, una especie de tabla de salvación, porque te permite expresarte más allá de la palabra y de los sentimientos. Es como mi psicólogo particular.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios