La mujer protagoniza los conciertos de Santa Catalina

  • El programa de verano de la fortificación gaditana presenta una variada oferta de ritmos y estilos

Un espectáculo en Santa Catalina es dos veces espectáculo. Así lo avalan sus privilegiadas vistas de la Caleta, el agradable olor a sal que se cuela entre sus paredes y su bello techo de estrellas. Por ello, la programación de conciertos estivales de la fortificación gaditana es ansiada y esperada por los aficionados. Un programa que este verano 2008 tiene a la mujer como protagonista.

Desde el Ayuntamiento de Cádiz, organizadores del programa, el concejal de Cultura, Antonio Castillo, se congratula de "esta apuesta por la intérpretes femeninas" dentro de un cilo "que brilla por su interculturalidad y por la nueva y variada oferta de calidad en los conciertos de verano".

Las tradicionales noches de Conciertos Bajo la Luna -título que históricamente recibe el programa veraniego de Santa Catalina- están compuestas por siete espectáculos capitaneados por féminas y por la ya tradicional participación de la Sonora Big Band, que abrirá y cerrará el ciclo con Las noches de la Sonora, los días 5 de julio y 28 de agosto.

El 11 de julio doce poderosas mujeres pisarán las tablas del escenario de Santa Catalina para entonar cantos tradicionales caboverdianos. Son Las lavanderas de Cabo Verde las artistas que iniciarán el ciclo.

El relevo lo tomará la formación Mashalá el viernes 18 de julio. El grupo, que cuenta con la hermosa voz de Ellen GouldVentura, interpretará melodías de los reinos del exilio sefardí como Turquía, Grecia, Marruecos, Israel, Bosnia o Bulgaria.

Conciertos Bajo la Luna también brindará la oportunidad de escuchar a la gaditana Ana Salazar, cuyo concierto, anunciado ayer en la Sala Central Lechera, se ha aplazado al 25 de julio en Santa Catalina.

El mes de agosto arrancará el día uno con la música sufí de Samira Kadiri, una artista que estudió arte dramático y canto lírico en Rabat y Tetuán y con expertos del Instituto Nacional de Música de Paris, entre otros.

La fusión de culturas y músicas fulgurantes, alcanzan su máximo exponente con las checas Rodinka, que hilarán las tradiciones eslavas, zíngaras y klezmer durante su concierto el 8 de agosto. Justo una semana después, la Orquesta femenina de Tetuan deleitará al respetable con los sonidos árabes tradicionales.

Lole Montoya será la última mujer que actuará en este ciclo con su recital el 22 de agosto. La rompedora flamenca vendrá acompañada por un sexteto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios