María Jesús de León. Profesora y escritora

"La muerte hay que vivirla"

  • Se presenta el libro 'Amazona en la centella', un relato autobiográfico sobre la superación de la pérdida, en la Universidad de Cádiz.

...Te vi, me has visto, y ahora/ desnuda ya del equívoco,/ de la historia, del pasado, /tú, amazona en la centella, /palpitante de recién llegada sin esperarte,/ eres tan antigua mía, /te conozco tan de tiempo, /que en tu amor cierro los ojos, /y camino sin errar, /a ciegas, sin pedir nada /a esa luz lenta y segura/ con que se conocen letras /y formas y se echan cuentas /y se cree que se ve /quién eres tú, mi invisible. Tanto se identificó María Jesús de León con La voz a ti debida durante aquellos oscuros días que escogió una de las metáforas de Pedro Salinas, la Amazona en la centella, para titular el luminoso libro resultante de ese salir victoriosa de un camino entre tinieblas. De una carretera secundaria, de un camino fuera del camino, del lugar donde se queda la persona que ha perdido a un ser querido. Una especie de extrarradio de la realidad del que hay que regresar no sin antes haberse reconciliado con el vacío. "La muerte hay que vivirla", dice la profesora y, ahora, escritora gaditana que con su obra, que se presenta hoy en el Edificio Constitución 1812 de la Universidad de Cádiz, pretende ayudar a las personas que han pasado por esa situación de "estar fuera del mundo" que ella misma ha vivido.

Cuando su marido, Alberto, la persona con la que había pasado 26 años de su vida, falleció de manera inesperada hace seis años María Jesús supo bien que era aquello de "cabalgar sobre centellas" pues intentaba agarrarse "a cualquier pequeña chispa" para poder seguir y "recomenzar" una vida que antes de la muerte de Alberto se atisbaba "como una segunda juventud" pues "los niños ya se habían hecho mayores y volvíamos a estar como novios", rememora.

Uno de esos fogonazos de luz se lo proporcionó ese abrir y cerrar heridas que es escribir. "Es algo muy curativo. Ante una situación traumática es muy sanador narrarla por escrito, así me lo dijo la psicóloga pero, reconozco, que empecé a escribir sobre todo lo que estaba pasando para ahorrarme tener que estar diciendo lo mismo por teléfono a toda la familia y amigos que llamaban para preguntar. Así, creé un grupo de correos electrónicos y me acostumbré a escribirles los mismos mensajes a todos. Cómo me sentía, los recuerdos de Alberto, incluso relatos, y, la verdad es que ellos me decían que también les ayudaba eso a superar la pérdida", recuerda la autora de la obra editada por Eduardo Albadalejo.

Esos mensajes se convirtieron en la masa madre de Amazona en la centella. Una bolsa para superar el duelo que, además de un relato autobiográfico, es una obra que busca ayudar a personas que están en este proceso de asumir una pérdida. Por ello, la profesora gaditana se centra en narrar su proceso de recuperación y en explicar las herramientas que a ella le sirvieron para volver a su vida.

De esta forma, a los pocos meses de fallecer Alberto, María Jesús se fue, necesitó irse a enfrentarse sola con el dolor. "La verdad es que tenía la necesidad de estar en altura, no sé... Y, por casualidad, vi un curso que se titulaba Entender la muerte para valorar la vida que se celebraba en el monasterio Oseling". Allí, en lo alto de las Alpujarras de Granada, la autora entró en contacto con el budismo y la meditación y, aunque no se considera budista, sí reconoce que ha cogido "muchas herramientas, sobre todo, de la meditación" para "empezar a entender la muerte".

"He trabajado mucho para afrontar que la tragedia forma parte de la vida. Entender eso es lo que te ayuda a continuar la vida sin esa persona que te falta pero, lamentablemente, en el mundo en que vivimos no hay lugar para pararse y entender el dolor y, mucho menos, para llorar a los muertos. No sé... Fíjate en el trabajo, tienes tres días y después tienes que volver como si no pasara nada... Como si no pasara nada", reflexiona la autora que ha logrado retomar su vida y, con este libro, echar "el cierre de mi historia de amor con el que fue mi marido de una manera muy hermosa". "Espero que a otros les sirva", desea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios