"Tenía muchas ganas de escribir una novela gaditana"

  • El capitán de Navío Luis Mollá presenta esta tarde en el Ateneo de Cádiz su nuevo libro, titulado 'La séptima ola', con el que ha conseguido el Premio Nostromo

Comentarios 2

El capitán de navío de la Armada Luis Mollá acaba de publicar su cuarta novela, titulada La séptima ola, con la que ha ganado el Premio Nostromo de Narrativa Marítima. Trata de la quiebra de un volcán en la isla de La Palma que provoca un maremoto de proporciones inimaginables. El autor presenta su obra esta tarde en el Ateneo de Cádiz, acompañado por el abogado José María Otero.

-El mar vuelve a ser protagonista de su libro.

-Yo diría que es protagonista pero de una manera sutil. Es la historia de una ola que se pone en marcha y de las cinco horas que transcurren hasta que llega a Cádiz. No la ves hasta el final, pero está siempre presente. Es una novela salpicada de muchos protagonistas, cada uno con sus pasiones, porque es una historia de pasiones humanas.

-Hablando de pasiones, en esta novela une las dos suyas: la literatura y el mar.

-Yo siempre escribo del mar, es verdad. Me gusta mucho y todavía hay tanto de contar..., yo creo que el mar es una fuente inagotable de literatura.

-El título hace referencia a una leyenda de la que hablan los personajes del libro, ¿existe realmente esa leyenda?

-La séptima ola siempre ha sido una leyenda ligada al mar, pero no exactamente como la cuento yo en el libro, sino que viene a ser algo así como que cuando la mar está muy embravecida, después de seis olas tremendas siempre hay séptima más placentera.

-En esta ocasión, aparecen de nuevo personas cercanas a usted.

-Sí, siempre utilizo personajes próximos. Por ejemplo, aquí los que van en el barco Arquímedes, que van jugando partidos de golf, la mayoría son compañeros míos. Siempre, cuando tengo la historia más o menos tejida y tengo que meter personajes, pienso en alguien que conozco que se puede ajustar a cada personaje. Pero claro, todas las novelas tienen buenos muy buenos y malos muy malos. Entonces, cuando se trata de malos, no puedes poner el nombre y apellido porque se enfada, pero cuando se trata de buenos, pues sí los pongo, aunque a veces algunos buenos se enfadan también.

-Esta obra es una ficción novelada de un hecho potencialmente posible, pero realmente ¿qué probabilidad existe de que ocurra?

-Según la comunidad científica, las posibilidades de que ocurra es del cien por cien, es decir, no estamos hablando de una hipótesis, sino de un hecho real. La pregunta inmediata es ¿cuándo? Y la respuesta que dan los científicos es que ocurrirá en un tiempo geológicamente próximo. Pero como geológicamente la tierra es muy perezosa, estamos hablando de que no va a pasar antes de 50 años ni después de 10.000, osea, lo más probable es que ninguno de nosotros ni nuestros hijos ni nuestros nietos lo vean. Pero esto es tal y como está el volcán de la isla de La Palma a fecha de hoy, si sigue deslizándose hacia el oeste, como está sucediendo, puede que la cosa se precipite.

-También ha tratado de reflejar el comportamiento humano ante una catástrofe, ¿ha vivido alguna de cerca?

-Yo creo que en una catástrofe de este tipo, tenemos la tendencia a sacar nuestro mejor o nuestro peor yo. Todos llevamos muchos yo dentro y no los conocemos. A veces tienes un yo egoísta que prevalece o al contrario, un yo generoso que hace que te conviertas en un héroe. Yo no he vivido ninguna catástrofe de cerca pero sí he escrito mucho de naufragios, entonces, he leído mucha documentación y he visto que cuando se trata de la propia vida, el ser humano puede reaccionar de muchas maneras a priori impensables para la misma persona. Aquí se cuentan muchas historias aisladas de gente de Cádiz y la reacción de cada una de ellas. Todo el mundo intenta salvarse y hay quien por salvarse a sí mismo o a su familia es capaz de matar y hay quien por salvar a otros es capaz de morir. Entonces, dentro de ese abanico de pasiones humanas nos podemos encontrar un caleidoscopio de gente inmensa.

-El libro está escrito de forma no lineal, no es la primera vez que lo hace así.

-Bueno, en La tumba de Tautira hay saltos en el tiempo, pero en esta hay muchos saltos de escenario. Esto me ha obligado a escribir de una forma que para mí ha sido una novedad. Hay cuatro historias principales, que son la de los barcos Arquímedes, Galicia, que es un buque de Guerra, Erika, que es un velero, y Peregrino, un cazador de tormentas. Bueno, y luego está lo que podíamos llamar la quinta historia que en realidad es una suma de historias que pasan en Cádiz y que fui escribiendo en el tren, cuando vivía en Madrid y venía los fines de semana a mi casa al Puerto. Pero las cuatro historias principales las escribí seguidas y luego hice un cuadro para ir partiéndolas. Porque quería una novela muy dinámica, con capítulos cortos y saltos de un escenario a otro, de manera que el lector termine una cosa y le queden ganas de seguir leyendo. Por eso acabo cada capítulo dándole un barniz de emoción, de intriga.

-Ha comentado que en esta novela ha puesto mucha ilusión.

-Sí, porque tenía muchas ganas de escribir una novela gaditana. Aunque viva en El Puerto, a mí Cádiz siempre me ha gustado muchísimo y me siento muy identificado con esta ciudad y con la forma de ver la vida de su gente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios