La voz, los mitos y la pulsión de lo femenino en 'La cuerda rota'

  • José Ignacio Montoto presenta en la Biblioteca Provincial la obra con la que ganó el Premio de Poesía Andalucía Joven

José Ignacio Montoto (Córdoba, 1979) presenta hoy en la Biblioteca Provincial un poemario que no sólo tiene voz sino también pulso femenino y que le valió el último Premio de Poesía Andalucía Joven. Editado por Renacimiento, La cuerda rota está lleno de mitos y referencias a lo femenino eterno y terrible, y viene a ser el último título de una producción literaria que comenzó en 2008 y no ha parado desde entonces, a un ritmo de título por año: "La responsabilidad es toda mía -apunta José Ignacio Montoto-. Y la verdad es que me alegro de haber publicado tan pronto o tan tarde, no sé bien, pero de haber dejado constancia del proceso creativo, cosa que otros guardan. Así es posible ver cómo se ha ido formando o creciendo la voz del autor".

"En este caso -continúa-, quería escribir un libro de poesía que viese a través de los ojos de otra persona. Y el porqué escoger la voz y los resortes de una mujer realmente tiene ciertas connotaciones personales". Su madre falleció cuando tenía once años y lo criaron cuatro mujeres. La misma época, por cierto, en la que abandonaría la que fuera ciudad de su infancia, Cádiz.

"Aunque ha habido experimentos semejantes, quería ver cómo podía sonar, en poesía, una voz femenina escrita por un hombre -explica Montoto-. Creí que podía resultar una herramienta interesante para escribir este libro, y decidí hilarlo en torno a esa escena ficticia de ruptura de una relación, en un recorrido que fuera en parte histórico, y en parte salpicado de mitos y leyendas".

Escoger el versículo como forma poética es una especie de débito conceptual y vital: "He pasado el último año y medio viviendo en Toulouse, releyendo a los poetas del romanticismo francés y las Sagradas Escrituras. Además, me pareció que era la opción apropiada por el tema: había que buscar la musicalidad y la melodía, sin necesidad de ceñirme a parámetros métricos".

El ejemplo de acercamiento sentimental que es La cuerda rota tiene mucho también de ejercicio de entendimiento: "Llevamos una década en la que hablamos mucho de igualdad, de lenguaje de género -explica José Ignacio Montoto-. Pero, a la hora de la verdad, nos mojamos poco y nos ponemos pocas veces en el lugar de la otra persona. Sentía que podía intentar aportar mi granito de arena a todo este tema, no tanto desde la solidaridad (que me suena peyorativo), como desde la necesidad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios