El mismo mar del Cádiz de 1812

  • La pintora y poeta Marusela Pérez concluye su participación en el taller de artesanía del Castillo de San Catalina con los bocetos que compondrán una exposición que podrá verse a finales de año

Puestas de sol, días de niebla, amaneceres con encanto, orillas revueltas. Cada día el paisaje hace de Cádiz una ciudad diferente aunque su mar, su vaivén de las olas, continúa siendo el mismo de ese mítico año de 1812.

Bajo esta idea, la artista y poeta Marusela Pérez, ha realizado 22 obras que retratan las aguas gaditanas, en diferentes momentos de la jornada, y bajo condiciones atmosféricas diferentes. Las piezas han sido realizadas durante los tres meses que la artista ha participado en el taller de artesanía organizado por el Ayuntamiento de Cádiz, y que se desarrolla en los estudios que alberga el Castillo de Santa Catalina. Aunque sus piezas, estas primeras pinceladas, no quedarán en simples tablas o lienzos.

"Estos primeros bocetos luego serán trabajados en profundidad. Mi intención es componer una exposición para el mes de diciembre que llevará por título Cádiz 1812. A las obras que ya he comenzado les iré incorporando personajes, barcos, galeones. Detalles que escenifican la época, y que he adquirido a través de mi investigación y documentación sobre el Cádiz de Las Cortes", explica, entusiasmada, Marusela Pérez, al hablar de su proyecto.

Aunque la actividad de esta gaditana no sólo se centra en la pintura. Además, la pluma poética acompaña a muchas de sus pinceladas. "Cuento con una creatividad muy grande y no he sido muy hábil con la pintura, pero la pasión y el esfuerzo me han satisfecho plenamente. Normalmente, cuando pinto, escribo. Sobre todo poemas que describen mis obras", argumenta la poeta.

Otro de los proyectos a corto plazo de la creadora es la publicación de un libro que llevará por título, Poemas y cuadros. "Será un libro de improntas, repleto de personajes, que constará de 130 cuadros, acompañados de poemas, desarrollando paralelamente mi afición por la poesía y el arte", sintetiza.

Para la composición de sus obras, Marusela Pérez confiesa su pasión por las tablas y lienzos con cola de conejo, "muy a los antiguos usos", con brochas de óleo y pinceladas sueltas, "sin perfilar mis creaciones y centrándome en el ambiente, ya que cedo la pincelada rápida para que la atmósfera quede patente en cada uno de mis cuadros", comenta.

Durante 25 años aproximadamente, Marusela Pérez ha dedicado su afición a la creación de unos 867 cuadros que ya han sido catalogados, aunque confiesa "que tiene muchas obras por catalogar". Los bocetos y algunas piezas de esta artista podrán verse por última vez durante todo el día de hoy en el Castillo de Santa Catalina.

Habrá que esperar hasta finales de año para ver la composición completa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios