Una mirada cálida y melancólica

El mallorquín Valentí Puig ha dicho que sus paisanos, ante la belleza de su isla, se convierten en viajeros inmóviles que no salen de ella o en constantes viajeros que no paran quietos. Eduardo Jordá (Palma de Mallorca, 1956) parece aunar, extrañamente, ambos tipos, pues a su afán viajero que lo ha llevado por medio mundo, como este libro muestra, une esa mirada cálida, melancólica, de quienes tienen la suficiente quietud como para tomar perspectiva y ver pasar las personas y las cosas, la vida.

Esperando la tormenta reúne catorce piezas, publicadas entre 2003 y 2007, que tratan de distintos lugares. A lugares sobre los que ya ha escrito, como Tánger, Irlanda o Katmandú, añade nuevas perspectivas (soberbios son los retratos que, a propósito de las dos primeras, traza de dos escritores magníficos y hoy demasiado olvidados: el tangerino Ángel Vázquez y el alemán Heinrich Böll). De otros, como la Albania en la que nunca ha puesto un pie pero un día estuvo a punto de hacerlo, la tranquila isla de Ouessant o el fronterizo pueblo de Ayamonte, escribe sendos trabajos que saben mirarlos y desentrañarlos. Como antológico es el retrato del poeta W.B. Yeats, que leído entre las Vidas escritas de Javier Marías encajaría como guante en su mano, o el intento de caza sutil de lo que entendemos por felicidad que hace en un artículo escrito entre Otis Redding y Miles Davis.

Tiene Eduardo Jordá una mirada cálida que ilumina cuanto ve o pasa a su vera, y que sabe mirar, de ahí la melancolía, cómo va pasando todo, con la fugacidad con que pasa ante sus ojos esa chiquilla filipina de apenas doce años, maquillada y con tacones, que no ha perdido aún la alegría del vivir pese a ir camino del burdel en otra pieza memorable. Una mirada como la de un Magris o un Brodsky.

Es una lástima que este libro se distribuya poco o mal. Hay pocas literaturas actuales a su nivel. En www.asanchalibros.com, en www.iberlibro.com, pueden comprarlo. Merece la pena.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios