IV muestra estatal de teatro infantil de la once Del 7 al 9 de mayo

La luz se hace entre candilejas

  • Más de medio centenar de niños de entre 7 y 17 años, la mayoría con discapacidad visual, participan en este certamen que se celebra en Cádiz, Benalup, Chiclana y Conil

Cuando los 21 niños que integran el grupo gaditano de teatro Menudo Trajín, 12 de ellos ciegos, llegan a un nuevo escenario, lo hacen con tiempo, con bastante tiempo, con el tiempo suficiente para analizar el nuevo espacio, desconocido para ellos y que algunos no tendrán además la posibilidad de ver. Y emplean ese tiempo en andar por el escenario: hacia delante, hacia atrás, hacia los lados, cuentan los pasos que deben dar y los memorizan según la escena que tengan que representar. Lo cuenta la directora del grupo, Belén Pérez Daza, durante la presentación de la IV Muestra Estatal de Teatro Infantil de la ONCE, que se celebrará en la provincia de Cádiz a partir de mañana y que contará con las obras representadas por cuatro grupos.

Belén Pérez relata también el método empleado para que los pequeños aprendan a hacer teatro, el juego: "Aprenden casi sin darse cuenta". La directora lo ejemplifica con sencillez: "¿Cómo aprende un niño ciego a decir adiós con la mano, un gesto que nunca ha visto? Lo hacemos a través del tacto, una imitación a través del tacto". Igual que cuando están en escena, con la representación en directo, han desarrollado un sistema de referencias sonoras, señales acústicas imperceptibles para el espectador que ayudan a los niños a situarse en el escenario y a actuar.

La directora del grupo cree también que el teatro es "beneficioso" para todos los niños, los que ven y los que tienen algún grado de discapacidad visual, "para todos, porque todos son iguales, los deficientes visuales y los que no. El teatro es trabajo en equipo, desarrolla la imaginación, mejora la dicción, a los ciegos les ayuda a manejarse mejor, a descubrir sus espacios. Y el teatro ayuda a la integración".

Así lleva diez años el grupo gaditano, Menudo Trajín, nacido de un taller de teatro de la ONCE en Cádiz, siete años después que su hermano mayor, la compañía Orozú. La recompensa al trabajo, paciente y bien hecho, llega con la participación en esta muestra, abierta al público y en la que participan cuatro grupos, tres andaluces y uno balear.

La sala Central Lechera, en la capital; la Casa de la Cultura, en Conil; el Teatro Municipal, en Benalup, y el Teatro Moderno, en Chiclana, son los escenarios que acogerán las actuaciones de los distintos grupos participantes: los gaditanos Menudo Trajín, que representará la obra Los libros olvidados; la compañía sevillana Cachiruela, con el espectáculo En busca del Mago de Oz; el grupo de Almería Las Cacatúas Parlantes, que trae también una adaptación de la obra El Mago de Oz, y Es Mussol Teatre (El Murciélago Teatro), de Baleares, que participa con Visiones de Lorca.

Con la presencia y participación de la delegada provincial de Igualdad y Bienestar Social, Manuela Guntiña, y de la directora del grupo gaditano, las jornadas fueron presentadas ayer por Francisco Arroyo, director de la ONCE en Cádiz, y por Jesús Espiñera, jefe de los Servicios Sociales de la organización en la provincia, quien lanzó un ruego a los presentadores: "Que el público vea en el escenario a un grupo de actores haciendo teatro, no a un grupo de ciegos haciendo teatro".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios