La lengua, patrimonio de todos en peligro de extinción

Juan José Millás. Dirección: Emilio Hernández. Actor: Juan Diego. Producción: P.A. Triana. Lugar: Teatro Municipal Pedro Muñoz Seca de El Puerto de Santa María. Fecha: sábado 1 de diciembre de 2012. Aforo: Completo.

De nuevo el Área de Cultura del Ayuntamiento, se marca un tanto al traernos esta magnífica función que no necesita ni decorados, ni música ni luces para interesarnos durante toda la representación. Solo un texto inteligente y un magnífico actor, Juan Diego, justo en sus gestos, comedido en sus movimientos, convincente en su expresión. Los numerosos aficionados al teatro de El Puerto de Santa María, fieles a todas las propuestas que año tras año les hace Antonio Ahucha, aficionados muy distintos a los que acuden al veraniego Festival de Comedias, disfrutaron de un discurso muy oportuno en nuestros días en que todo está en crisis, incluso la lengua.

Juan Diego aparece como un conferenciante que se enfrenta al auditorio que tiene delante, sentado en una silla tras una pequeña mesa, con una lámpara. Ese es todo el atrezo. ¡Ah, no! También hay papeles, muchos papeles, los necesarios soportes de las palabras que ahora se nos presentan en peligro, atacadas por modernos economistas que cada día inventan nuevos términos, innecesarios en la mayoría de los casos, ininteligibles muchos de ellos y absurdos casi todos, test de estrés, hipoteca subprime, crecimiento negativo, cashflow o prima de riesgo, palabras no utilizadas por la lengua madre con la que crecimos, nos educamos, nos relacionamos, discutimos, conversamos, disfrutamos y comprendimos el mundo en el que vivíamos.

Obra importante, seria y necesaria que nos demuestra que un "espacio vacío" como llamaba al teatro el teórico Peter Brook, puede llenarse con muy poca cosa y que todo en él tiene cabida, desde el teatro mortal, al inmediato, al que pertenece la obra de la que les hablo, pasando por el sagrado y el tosco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios