La interpretación del espacio en las sombras de Lupe Coronel

  • El Colegio de Arquitectos acoge una muestra sobre su proceso creador de la artista.

Lupe Coronel posa ante su obra en el Colegio de Arquitectos de Cádiz. Lupe Coronel posa ante su obra en el Colegio de Arquitectos de Cádiz.

Lupe Coronel posa ante su obra en el Colegio de Arquitectos de Cádiz. / Bernardo Sancho

El poder de las sombras como testigo delatador del espacio es clave en la obra de la sevillana Lupe Coronel Medina, una arquitecta que ha indagado y hallado su camino en el mundo del arte. Hoy mismo inaugura una exposición individual en la sala de exposiciones del Colegio de Arquitectos de Cádiz, donde exhibe el proceso creativo de su obra, en un total de 29 piezas.En ellas refleja lo que denomina “naturalezas muertas, pues abarca más que el término bodegón clásico”, y que trabaja desde la composición de varios objetos –que también exhibe delante de cada obra–, perpetrando un juego compositivo a través de las sombras. “La sombra se convierte en la estructuradora de unas composiciones que buscan equilibrio y serenidad y un diálogo armónico con el espectador”, explica su creadora.Su discurso creativo arrancó hace un par de años de manera más firme, tras formarse con Eduardo Millán, “que me ayudó a descubrir hacia dónde quería ir”. De su mano descubrió la influencia que ejerce en su arte su faceta de arquitecta, profesión que ejerció en su fase puramente “embrionaria”. “Mi mente de arquitecto está en todo lo que pinto y busco, de modo que juego con los objetos como si fueran edificios, desde el punto de vista compositivo, volúmenes...”, asevera. Así, experimenta en cada una de sus creaciones “de forma dinámica, estudiando a lápiz, con acuarela, introduciendo incluso la técnica del collage, como parte de este proceso de observación, de forma creativa y divertida”. Una vez concluida esta fase, “la de aprender y comprender lo que pinto, es cuando paso al óleo”, narra.Y el resultado es una obra articulada en grupos de obras, “que pone en evidencia este proceso de escrutinio, de estudio y observación de las naturalezas muertas”. De modo que de las 29 piezas que exhibe, unas 10 son óleos, otras 10 son collages y el resto acuarelas, aparte de dibujos a lápiz, pasteles y bocetos. Aparte, presenta una obra vinculada directamente a la arquitectura, y que titula Desde mi ventana el mar no se ve, en la que desde collages y óleos representa todo lo que ve desde la ventana de su estudio. Reconoce que han influido en su trabajo de grandes pintores como Cezanne, Matisse y, sobre todo, Morandi, “pues aúna en su obra los elementos que yo busco en la pintura: composición, referencia a la arquitectura y planos de color”. También le apasiona el trabajo de arquitectos que han sido referentes en sus proyectos, como Alvar Aalto, “que se dedicó a la pintura en los últimos años”. El resultado es esta exposición que no es la primera que realiza a título personal, pero sí la que más satisfacción le ha proporcionado.“Es un placer exponer en la sede de los arquitectos en Cádiz”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios