La influencia del periodismo en la emancipación de Hispanoamérica

  • José Carlos Fernández presentó ayer la reedición de la obra del ex director de este medio, Emilio de la Cruz Hermosilla, "un gran apasionado del continente americano"

Más que un estudioso de Hispanoamérica, el que fuera director de Diario de Cádiz hasta 1976, Emilio de la Cruz Hermosilla (1925-1993), fue "un auténtico apasionado de la historia del continente americano". Así definió ayer José Carlos Fernández Moreno, amigo de la familia, escritor y presidente de la Real Academia de San Romualdo de San Fernando, el amor que el periodista desaparecido profesó por América, en la antesala de la presentación de la reedición de El Periodismo y la Emancipación de Hispanoamérica, que ayer tuvo lugar en la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz, en el marco del ciclo Colección Deperiodistas organizado por la APC con la colaboración de Quorum, Diputación y Cajasol, en un acto que contó con la presencia de la viuda e hijos del homenajeado.

"Para mí es muy satisfactorio que la familia de Emilio de la Cruz haya puesto en mis manos la presentación de este libro", dijo ayer a este medio José Carlos Fernández. "Un libro magnífico que recomiendo a todo el mundo".

En El Periodismo y la Emancipación de Hispanoamérica, de la Cruz Hermosilla ha puesto en pie "una historia muy detallada del papel que jugaron tanto los periodistas como los periódicos que surgieron en el nuevo mundo, en la emancipación de los reinos de América, desde el propio descubrimiento, hasta el siglo XIX", informa Fernández Moreno. De hecho, "se puede decir que se trata de un estudio, un relato o una muestra de lo que era denominado el mar tenebroso -plagado de todas esas leyendas y supersticiones que regían en la época- hasta lo que fue el ultramar atlántico, es decir, lo que supuso el descubrimiento del nuevo mundo y todo el desarrollo posterior", afirma.

Estructurado en artículos "de lectura muy amena", la obra de este periodista trata entre otros aspectos, "las cartas de relación entre Colón y otros conquistadores posteriores y los reyes, a las que Emilio consideraba periodismo". Asimismo, también recoge el grueso de periódicos que durante este periodo surgieron en todos los países de Sudamérica. Se sirve de ellos y de la reproducción de interesantes portadas de la época para "reivindicar la relevancia de los medios y de los periodistas en aquellos momentos, compilando del mismo modo una amplia nómina de profesionales de la comunicación de aquellos tiempos". De las historias que se desprenden de cada uno de ellos, añade, "podría hacerse una novela aparte", comenta el presidente de la Academia de San Romualdo, a modo de curiosidad.

Y en este proceso social y político que desemboca en la aparición de las jóvenes nacionalidades hispanoamericanas, de la Cruz no dejó atrás en su libro "Cádiz como punto de unión con ultramar", asevera. "Como tampoco pudo obviar el decreto del 10 de noviembre de 1810 sobre la Libertad de Prensa y la influencia que adoptó en el ámbito nacional e internacional", comenta.

Para José Carlos Fernández Moreno, Emilio de la Cruz Hermosilla, de raíces americanas, "era todo un personaje desde el punto de vista personal, periodístico e intelectual". De hecho, este isleño de nacimiento y gaditano de adopción, era una persona comprometida con su tiempo y su profesión. Fue periodista y abogado jurídico de la Armada. Estrenó la dirección de Radio Juventud, fue presidente de la APC durante más de veinte años y como experto conocedor de la realidad hispanoamericana y autor de numerosos artículos de la prensa local y nacional, impulsó el homenaje de Cádiz a los países y personajes históricos a través de monumentos y calles.

Ahora está en estudio la publicación de los más de 4.000 artículos publicados en la sección Calle Ancha que, bajo el seudónimo Ramiro Noel, firmó en Diario de Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios