La infancia no era esto

Comedia dramática, Francia, 2011, 100 min. Dirección: Christophe Barratier. Guión: Christophe Barratier, Stéphane Keller. Intérpretes: Jean Texier, Clément Godefroy, Guillaume Canet, Leticia Casta. Cines: Multicines Jerez.

Animado por peligrosa nostalgia, un indudable ánimo de lucro y ese academicismo anestésico propio de las producciones de qualité, Christophe Barratier sigue buscando en su particular baúl de los recuerdos del cine francés para demostrar que la amnesia es la mejor aliada en tiempos de desorientación, crisis y escasez de ideas frescas.

Si con la inefable Los chicos del coro, remedo de La cage aux rosignols (1945), y la no menos acartonada París, París, nueva versión de La belle equipe (1936), demostraba que el cine galo podía pasar alegremente por alto su propia herencia histórica sin que no se notara ni un ápice el tránsito por la modernidad, apelando a ese público eterno e intemporal al que se considera prisionero en una cápsula del tiempo ajeno al mundo y sus avatares, La guerra de los botones mal copia el clásico popular de Yves Robert (1962), adaptación de la novela de 1912 de Louis Pergaud, dirigido a los jóvenes de aquella década ajenos a los nuevos retratos generacionales que proponían sus contemporáneos de la nouvelle vague.

Así las cosas, esta operación de maquillaje de lujo para públicos familiares y niños con corazón de oro apenas desplaza la acción a la Francia rural, ocupada y amable (sic) de los estertores de la II Guerra Mundial, para eludir cualquier trasfondo realista, no digamos ya trágico, con los perfiles de la postal almibarada, las metáforas históricas de manual, la inocencia de los juegos de niños y los inevitables apuntes cómico-costumbristas para relajar tensiones. Formulismo encorsetado, sentimentaloide y grandilocuente, paternalismo con aroma a sacristía que en manos del relamido Barratier no conducen sino a otro tipo de nostalgia, la nuestra, bien distinta de la que se pretende: la de un cine francés libre, adulto, formalmente atrevido y realmente popular.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios