Un incendio junto a Santa Cruz daña restos de su antigua portada

  • Se ha producido en los enseres y restos de basura depositados junto al Teatro Romano

Comentarios 5

Un incendio producido en los enseres y restos de basuras depositados junto a la iglesia de Santa Cruz, en una zona que antes estaba vallada, ha provocado daños en algunos restos de mármol que al parecer pertenecen a la antigua portada de mármol de la Catedral Vieja. A simple vista, pueden verse piezas manchadas y ennegrecidas por el fuego y algunas rotas.

El suceso se produjo sobre las 13.00 horas, cuando trabajadores de las obras del Teatro Romano se percataron del olor a humo y llamaron rápidamente a bomberos, que llegaron sobre las 13.15 y rápidamente sofocaron el incendio.

A escasos metros de este rincón yace desde hace muchos años -al menos desde 2008- y totalmente abandonados a su suerte el grueso de la esplendorosa portada del siglo XVII, un total de cuatro columnas salomónicas pertenecientes a este enclave propiedad del Obispado de Cádiz y Ceuta. Previamente se encontraban en el solar de la Casa del Obispo. Un hecho que ha sido denunciado en numerosas ocasiones por este medio y por numerosos colectivos que velan por el patrimonio de la ciudad, que solicitan un espacio más acorde y menos expuesto al público -pues están depositadas en un espacio transitable-.

Rafael Fernández, párroco de Santa Cruz, que a primera hora de la tarde de ayer no se había percatado de los hechos, afirma que ha dado parte al Ayuntamiento de Cádiz en varias ocasiones para que limpien las basuras depositadas en esta zona anexa a Santa Cruz. Si bien, en cuanto al depósito de estas piezas marmóreas en esta zona anexa al Teatro Romano ha comentado que hace aproximadamente un mes se reunión la nueva delegada provincial de Cultura, con el fin de que se repongan estas piezas en su espacio originario. "Me dijo que lo estudiarían", asevera.

No es la primera vez que sale a flote la reposición de la antigua portada que según algunos expertos conferiría mayor esplendor a la Catedral vieja. Si bien, se retome o no este proyecto original, es hora de que se tomen cartas en el asunto para poner a salvo este legado. De hecho, sería conveniente que un restaurador o arqueólogo valoren los daños en estas piezas de mármol aquí esparcidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios