Un impulso al arte contemporáneo gaditano y andaluz

  • La galería de San Fernando pretende traspasar las fronteras nacionales

Comentarios 3

Con la mirada puesta en la celebración de sus primeros mil días de existencia, la galería Gh 40 aterriza en el Castillo de Santa Catalina con una exquisita selección de la oferta que, durante todo el año, exhibe la sala a su público. Una proposición que marca la clara apuesta de Juan Antonio Lobato, su gerente, por "el arte contemporáneo de la provincia de Cádiz", siempre con la ambición de abrir sus puertas al arte del resto de Andalucía y de más allá de nuestras fronteras, según apunta el galerista. "Así lo muestra nuestra presencia en Arco, gracias al stand habilitado por la Junta de Andalucía", dijo Lobato.

Ahora, en Cádiz, son muchas las obras que se dan la mano en este espacio privilegiado que es la fortaleza de Santa Catalina. La primera de ellas, la que da la bienvenida al visitante a modo de llamada de atención, es una pieza en homenaje a las Torres Gemelas encuadrada en el expresionismo abstracto en el que se mueve el creador, el propio galerista. Escolta el conjunto la impresionante obra de Cy Tamblay, centralizada en un punto rojo al que nadie permanece ajeno. "El conjunto ofrece la misma perspectiva que mostraban las torres", asevera.

También están presentes Lolo Pavón, que continúa en su línea colorista inconfundible, y Díaz de la Torre, con su particular homenaje a George de la Tour, además de la francesa Paloma García 'Rufus' con La monja urbana.

Manuel Caballero y su obra surrealista, Pilar Millán, Fernando Rubio y su estremecedora La plata y José María Cortés, arquitecto de la galería, también aportan sus distintas versiones. Completan los tres palos del arte la escultura de Antonio Mota o Dani Caps y la fotografía digital sobre lienzo de Pedro Leal.

Por su parte, Antonio Vela oferta tres obras de grandes dimensiones donde pone de manifiesto su talante como transportador de ideas y gran pintor. "Pinto por puro placer", comentaba Vela ante su obra.

Con un pie puesto todavía en el encuentro de arte gaditano, Juan Antonio Lobato ya piensa en traspasar "la frontera de Los Pirineos". Una misión que no ha hecho más que comenzar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios