"Me gusta desnudarme con mis canciones"

  • La malagueña presenta 'Cuestión de piel' esta noche en la Sala Anfiteatro

Vanesa Martín irrumpió hace unos años en la escena musical madrileña con todo ese aire nuevo, cálido, que caracteriza la canción de autor del Sur. Desde Málaga, su Málaga a la que siempre tiene "en la boca", dice, la cantautora llegó a la capital para cumplir un sueño, vivir de la música. Tres discos editados después, su anhelo parece materializarse cada día con más fuerza. El rajo emocionante de su voz (quizás uno de los grandes ases que guarda en su manga) sorprendió en Agua, convenció en Trampas y se convierte en imprescindible en este Cuestión de piel, que esta noche desgranará para los gaditanos que acudan a la sala Anfiteatro.

Ésta es la tercera ocasión en que la malagueña visita la ciudad para protagonizar un concierto. Y es que, según declara, en Cádiz "siempre" la han tratado "muy bien", de hecho, Martín califica como "uno de los conciertos más especiales" de su carrera el que el pasado año celebró "en el Teatro Falla". "Fue precioso, me sentí plena. Es que el Falla es un teatro muy bonito y el ambiente fue estupendo, aunque también me han hablado muy bien de la sala en la que actúo esta vez, Anfiteatro, dicen que, por eso mismo, por estar dispuesta como un anfiteatro romano, es muy especial", espera.

Así, con "ganas" y "mucha ilusión", Vanesa Martín pisará la arena de la sala gaditana acompañada de Sergio Sancho, a la guitarra, Arturo Ruiz, al bajo, José Mena, a la batería, Francis Martín, a la percusión y Alberto Miras, con el piano. Además de las canciones de Cuestión de piel, la artista propondrá "un recorrido por algunos temas de Agua, Trampas y del último DVD que hemos sacado grabado en Madrid en un concierto acústico el pasado septiembre", adelanta. Un repertorio que posibilita que la cantautora construya "un concierto con varios climas", desde momentos más íntimos "donde las canciones se sostienen solo con la guitarra o el piano" a "otras partes más marchosas donde vestimos las composiciones con toda la banda", asegura.

En ambas facetas, la intérprete se siente "muy cómoda" pero, claro está, tiene sus preferencias: "Lo que más me gusta es desnudarme con mis canciones. Y en el acústico, sola con el piano, sola con la guitarra creo que es donde se consigue porque en los silencios es donde se demuestra si una canción se sostiene o no se sostiene", opina.

Ese ambiente íntimo que le procura el piano o la guitarra sin más es también un reflejo del proceso de composición que utiliza la artista. "Siempre a solas con la guitarra o con el piano. De una manera muy libre, como vaya surgiendo. A veces llega primero un verso, otras, una melodía. Para componer me tengo que sentir libre", se descubre la joven que se sentirá "por siempre muy agradecida" por grabar la música que compone.

Libre y observadora. Vanesa Martín confiesa que le gusta fijarse "en los detalles, en las cosas aparentemente insignificantes" porque quiere empaparse "de la gente, del día a día... Es tan importante como respirar". Y es que son muchos los asuntos que son cuestión de piel para la artista. " Cualquier emoción, cualquier cosa que me remueva por dentro se transforma en una canción, me transforma".

Por eso, el amor siempre está en el ojo del huracán de su universo creativo. "Pero el amor en el sentido más amplio de la palabra", precisa. "Cuestión de piel, por ejemplo, creo que es ejemplo de eso. Es un disco donde canto al amor de pareja, al amor por las cosas, por lo que nos rodea y, sobre todo, el amor a uno mismo. En este disco reivindico que las personas más importantes de nuestras vidas somos nosotros. Es un canto a atreverte, a arriesgarte, a evolucionar, a que el miedo no nos corte a la hora de emprender algo". Porque, a pesar de "los malos tiempos para la música y la cultura en general", a pesar de ese "jodido" 21% del IVA cultural y a pesar "de ser consciente de la complicada situación económica que atravesamos", Vanesa Martín quiere seguir "cumpliendo sus sueños", "todos los sueños".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios