"Somos un grupo de hacer canciones, no música fabricada"

  • La banda Smiling Bulldogs, rock anglosajón con tripas jerezanas, defenderá esta noche su primer trabajo en la Sala Supersonic de la Punta de San Felipe

Whisky & Soda es el primer disco de Smiling Bulldogs, una banda jerezana de rock que apunta muy alto gracias a un puñado de buenas canciones repletas de sabiduría compositiva e interpretativa. Miguel 'Jiman' (voz), Dani 'Bigfut' (bajo), Juan Carlos (guitarra), David 'Pufa' (batería) y Ernesto (teclados) proponen un sonido genuino que toma como referencia lo más destacado de la era dorada del rock.

-¿Cómo nació la idea de Smiling Bulldogs?

-Miguel: Considero el hecho de tener una banda como una necesidad de aliviar picores más que una idea o un proyecto para algo.

-¿Cómo fue la auto-producción de Whisky & Soda?

-Dani: Pues fue una apuesta a por todas. Se dieron las condiciones apropiadas y teníamos los temas y el sonido del grupo muy claros: crudo y puro. Nuestra experiencia se basa en la carretera y los bares. Como en todas las familias, vamos. Aunque si tenemos que señalar a uno de los grandes responsables del sonido Smiling, ése es David Navarro, el batería, y su increíble WK Estudio. Allí le dimos vueltas y vueltas a los temas para acercarlos lo máximo posible a su sonido en directo, como si el grupo estuviera delante de ti, sin efectos ni pijadas.

-¿No tenéis miedo de que os etiqueten como a un grupo revival?

-Miguel: Miedo no. No viene bien el miedo para hacer rock, y no me gusta el revival. Más que revival me considero una persona agradecida con aquello que hizo mi vida más amable: la música de los 60 y 70 entre otras.

Dani: Somos un grupo de hacer canciones, no ritmos bailables ni música fabricada para sonar en la radio o en la tele. Escribimos canciones que lleguen y que te toquen, y para eso utilizamos las mejores herramientas que conocemos.

-¿Creéis que mucho de lo que se hace ahora es mera 'moda ñoña'? ¿Qué os gusta de lo que se hace hoy en día?

-Miguel: Siempre hay buena música, aunque desde Nirvana no ocurre gran cosa. Me gusta Jack White, por ejemplo.

-En Love Is High sorprende sobremanera el mimetismo con la voz de Mick Jagger. Pero en otras ocasiones la voz se parece al último Morrison…

-Miguel: Canté las canciones de los Beatles y los Doors. He gritado mucho cuando era más joven. Intenté cantar por soleá como lo hace mi padre. Al final me queda esta garganta, más o menos.

-Move On parece una mezcla del My Wild Love de los Doors con Skip James. ¿Cómo os dio por hacer un tema carcelario viniendo de unas circunstancias sociales tan ajenas a aquello?

-Dani: Se me ocurrió en un trayecto en coche. Despisté varias veces al conductor porque no paraba de cantarla. A todos les gustó el rollo de worksong y fue cogiendo peso al planteárnosla como introducción del disco. Ahí nos arriesgamos: la gente no tiene tiempo ni paciencia para temas así.

Miguel: Sobre lo de las circunstancias sociales, creo que las emociones básicas de dolor o fatiguita, como se dice en Jerez, son comunes a todas las épocas y todos los hombres y mujeres, y desde siempre, "quien canta su mal espanta".

-Whisky & Soda tiene ya más de dos años. ¿Para cuándo un nuevo disco?

-Miguel: Ahora defendemos este disco y no quiero poner la cabeza en mañana. Aunque ya tenemos buenos temas para el siguiente.

-¿Queréis ganaros la vida con la música? ¿Pensáis que es posible hacerlo hoy en día?

-Miguel: No es una prioridad. Aunque nunca está de más 50 euros en el bolsillo después de tocar. Y vamos a intentar llegar lo más lejos posible con los Smiling Bulldogs.

Dani: Yo, por suerte, al estar con Los Delinqüentes, ya me gano la vida con la música. Y esperemos que siga muchos años más así. Pero sé lo difícil que es arrancar con un nuevo grupo. La dirección de Manu Benítez y el equipo de ediciones Matajare están dando sus frutos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios