El genio de Guadalupe Plata, en la Milwaukee

  • El grupo jiennense de blues actúa en la sala portuense dentro del ciclo Monkey Week 365

En la escena independiente de este país hay un buen número de bandas y artistas que están remozando el sonido de nuestra cultura a base de discos y directos apasionantes; pero si hubiese que elegir a dos o tres formaciones que destaquen por encima de todos ellos, Guadalupe Plata ocuparía, sin lugar a dudas, uno de los primeros puestos (por no decir el primero).

Al trío de Jaén se lo rifan en festivales y salas. En apenas tres o cuatro años han conseguido que su mundo sonoro esté en boca de todos. Y esto no ha hecho más que empezar.

Con el laberinto de etiquetas en el que malvive la crítica musical patria, lo habitual es enterrar la propuesta de Guadalupe Plata bajo un "palabro" poblado de incómodos guiones como el siguiente: blues-rock-psicodelia-garaje-punk; pero lo cierto es que carece por completo de sentido. El trío del pantano hace blues y basta.

Es más, el revival que está viviendo el género gracias a extraordinarias bandas como The Black Keys ha conducido a un extraño hiato en el que se obvia cualquier forma de blues clásico que se salga de sus registros más amables y evidentes.

Guadalupe Plata es Robert Johnson o Skip James, es blues primitivo que bucea en lo más oscuro de la existencia con una batería (Jimena), un contrabajo construido con un barreño, un palo y una cuerda de motosierra (Paco Luis Martos); y un slide endemoniado que en ocasiones deja que la voz de Pedro de Dios intercale algún berrido entre las generosas secuencias instrumentales.

Tras publicar dos EPs y algunos temas en colaboración con otros artistas, en 2011 sacan su primer y homónimo trabajo largo, que incluye una colección de canciones indispensables, como Serpiente negra, Pollo podrío o Estoy roto. Temas que juegan con la instrumentalidad, la psicodelia y la improvisación y que sumen al espectador en un marasmo de sensaciones límite.

Esta noche, a partir de las once de la noche, Guadalupe Plata toca en la sala Milwaukee dentro del ciclo Monkey Week 365 para deleite de los melómanos portuenses más cabales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios