Los gaditanos hacen cola por una sonrisa de Gala

  • Cerca de 250 gaditanos desfilaron ayer ante el escritor Antonio Gala a la caza de una dedicatoria. La presentación de la tarde la protagonizó el novelista jerezano José Ruiz Mata

El numeroso público que se congregó ayer en el Baluarte de la Candelaria para que  Antonio Gala le firmase un libro hubiese preferido un acto en el que poder  “escuchar hablar al escritor”, mejor que ese breve instante de encuentro con su autor favorito.

Así nos lo confirmaba, por ejemplo, Virtudes Fernández, que decía sentirse “muy nerviosa” por haber podido ver de cerca, “por primera vez”, al autor que admira por su forma “de hacer que las cosas parezcan de verdad”.  Bajo el brazo, dos ejemplares: uno de El manuscrito carmesí, que ya había leído, y otro de El pedestal de las estatuas, la última novela del autor,  que aún  tiene pendiente de lectura. 

Como ella, alrededor de 250 personas hicieron cola para desfilar, durante poco más de hora y media, ante el escritor, que regaló sonrisas y su dedicatoria a todos los que cargaron con ejemplares de su obra hasta el Baluarte de la Candelaria.

Luis Cárdenas, secretario del escritor, estuvo en todo momento junto a Gala para abrir los libros y soplarle el nombre de los visitantes en un gesto aprendido que delata la práctica que ambos tienen ya en estas lides.

Tras la mesa, el maestro con su eterno bastón junto al pecho, rubricaba sus libros con beatífico gesto y eterna paciencia.

A Mari Luz y a Fernando Gala les desea en la dedicatoria del libro que le habían llevado “que compartan siempre el corazón y la alegría”. Un señor que llevaba cinco ejemplares de El pedestal de las estatuas pide dedicatorias sin personalizar, “para regalar a unos amigos”.

La mayoría hace fotos con cámaras o móviles, mientras el escritor continúa firmando sin apenas cambiar  de postura y ni delatar más movimiento que el levísimo de su muñeca.

 Carmen Ramírez, la representante de la editorial Planeta que también lo acompañaba en esta ocasión, asegura que Gala es “todo un profesional” que asume los actos de firma de ejemplares como parte de su trabajo, “sin protestar”. Hoy, señala, “tiene, además, un buen día” porque, admite, “es una persona que mejor tenerlo de amigo que de enemigo”.

Finalizado el río, de gente Gala recorrió la Feria acompañado de un grupo de curiosos y, tras ser abordado para que firmase un último autógrafo, abandonó el Baluarte que había tenido el honor de acogerlo por unas horas.

Por otro lado, ayer se presentó  Indeciso abril del jerezano José Ruiz Mata, que ha publicado la editorial granadina Alhulia.

Ruiz Mata definió su novela como “un manual de engaño” y la encuadró dentro de una trilogía sobre el fracaso que ya tiene finalizada una segunda entrega.

El presentador del acto, Saluo Ruiz, representante de la editorial Alhulia, destacó “las notables peculiaridades humanas y literarias” de Ruiz Mata y su capacidad como narrador para realizar una “transposición fidedigna del hombre y su mundo que transciende lo meramente documental” y que “atrapa al lector desde la portada”.

  La novela está ambientada en escenarios reconocibles en los que, sin embargo, transcurre una historia que, en opinión de Saluo Ruiz,  “podría ser la de cualquiera de nosotros”.

Por su parte, el escritor explicó que la historia está aparentemente protagonizada por un personaje arquetípico sin nombre que vive una aventura “con una mujer salvaje”, aunque “al final de la novela se descubre que el peso de la narración recae sobre otro personaje que hasta ese momento parecía secundario”.

Según Ruiz Mata esta es la historia de un hombre que, “como tantos otros, atraviesa la crisis de los 50,  se enamora de una mujer joven y se da cuenta que no sólo tiene que dejar a su mujer y a sus hijos, sino también la vida cómoda que tiene, todo lo que ha conseguido en  la vida”.

El autor jerezano hace convivir en su novela mundos tan nuestros como el flamenco y la semana santa para “realizar un análisis “ de cómo somos y cómo actuamos.

Ruiz Mata, que  aseguró que su novela no es en absoluto autobiográfica, señaló que el protagonista de Indeciso abril es un “experto en excusas”  porque “en el amor es inevitable engañar, pero engañar con  imaginación e historias convincentes para que te crean”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios