El gaditano Hugo Fernández gana un premio del Notodofilmfest

  • Afincado en México desde hace dos años, presentó al certamen el corto 'El cuento de la lechera'

El cineasta gaditano Hugo Fernández ha ganado uno de los premios del certamen Jameson Notodofilmfest, al que se presentó con su cortometraje El cuento de la lechera. Afincado en México desde hace dos años, donde trabaja en el campo de la publicidad, el director y guionista ganó el premio en la categoría 'Latinoamérica en corto'.

El film de Hugo Fernández, un delicioso microcorto de un minuto y medio de duración, narra la historia de un joven colombiano, Alejo, empeñado en ayudar a su hermana a hacer realidad su sueño: montar en moto.

El director y guionista, que explica que nació en Marbella pero que desde los tres años vivió en Cádiz capital donde permanece su familia, tituló su corto como la célebre fábula, pero, como explica él mismo a este periódico vía email desde México, su obra tiene otra moraleja: "La historia esconde, simbólicamente, una lectura crítica contra la fábula infantil. Lleva su mismo título, pero su naturaleza es optimista. Es un burdo intento de transformar la moraleja real de El cuento de la lechera, que siempre la he considerado históricamente injusta y vergonzosa para todos aquellos que nos gusta soñar despiertos y dejamos volar nuestra imaginación. En otras palabras, el mensaje final es lo diametralmente opuesto a ese castigo tan cruel y desproporcionado".

No es la primera vez que Hugo Fernández se presenta a este popular certamen, del que han surgido cineastas como Nacho Vigalondo y Daniel Sánchez Arévalo: "Comencé a presentarme a este certamen hace siete años, después de terminar un master de Dirección Cinematográfica en Madrid, con un microcorto protagonizado por el gran Antonio Reguera. Mi amo y mentor, Jorge Estaban Blein, que también lo ganó, me instó a participar y ya es como una rutina. Llevo seis ediciones consecutivas participando, he sido finalista en cuatro de ellas, y esta fue la primera vez que gané".

Tras completar sus primeros estudios en Cádiz, Fernández se licenció en Comunicación Audiovisual en Sevilla. Gracias a unos años en los que trabajó de camarero, pudo cursar el master en Dirección Cinematográfica, pero se topó de bruces con la realidad: "A raíz del master intenté tener oportunidades en productoras andaluzas, de Madrid..., pero la situación del sector era vergonzosa. Muy mal valorada y peor pagada. Así que seguí trabajando de camarero mientras escribía una película y me presentaba al Jameson Notodofilmfest, con la esperanza de lograr algún día algún reconocimiento serio que se pudiera traducir en mayores oportunidades laborales cerca de los míos. Un día, cansado de estar estancado y viendo mi vida pasar poniendo copas, acepté una de las numerosas invitaciones de mi compañero, y amigo mexicano del master, Rodrigo Aroca, y me vine a México a trabajar en su productora, a ver qué pasaba".

"Ya llevo aquí dos años -continúa-, y la verdad es que este país se está portando muy bien conmigo. Me están dando las oportunidades que allí nunca tuve. Aunque nuestro trabajo esté yendo, de momento, más enfocado a la publicidad que al cine, espero que podamos resarcirnos algún día y rodar una película en Cádiz como mandan los cánones".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios