En la frontera

Andando se hace camino, como dijo el poeta. Y "andarandando", que parece lo mismo pero no es igual, se cuenta una historia sobre fronteras y migraciones. En concreto, sobre la situación de los "espaldas mojados" entre México y EEUU, pero transportable a cualquier región fronteriza. Los manipuladores, ataviados en tonos terrosos, trabajan sobre una mesa situada sobre un escenario en espacio abierto.

Emplean, por un lado, títeres en el sentido estricto del término, tanto de varilla como bocones de morfología clásica, combinado con otros con un diseño más contemporáneo elaborados con materiales de reciclaje.

Así mismo, utilizan diversos objetos, como papel de seda, cajas de cartón o maletas, empleados como tales o de manera simbólica. Una golondrina, como emblemática ave migratoria, es la protagonista de una trama que denuncia los límites tanto físicos como mentales, entre lugares y entre personas. El texto y los diálogos están cargados de riqueza expresiva, mientras que la interpretación es lo suficientemente auténtica. Sin embargo, el ritmo es excesivamente pausado y se ralentizan situaciones que podrían resolverse de una manera mucho más dinámica, con lo que se crea otro tipo de división, en este caso, comunicativa, entre emisor y receptor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios