LOS BANDOS VUELVEN A LA toma Granada celebra con polémicas el Día de la Ciudad

"La fiesta de la Toma es una resaca del pasado"

  • El escritor y cineasta Tariq Alí recoge de manos de la directora del Patronato de la Alhambra el premio Granadillo 2010

En el mundo de la cultura había ayer en Granada una enorme polémica sobre las actividades programadas y contraprogramadas para celebrar y dejar de celebrar el 2 de enero, el Día de la Toma de Granada, una fiesta que conmemora el 518 aniversario de la entrada de los Reyes Católicos en la ciudad. Aunque las descalificaciones entre las organizaciones de las distintas propuestas no llegaron al nivel de las que se lanzaron los grupos fascistas y antisistema ante las puertas del Ayuntamiento y ante la atónita mirada de foráneos y los niños más pequeños, el desencuentro quedó más que patente. El eje sobre el que giraron el enfrentamiento y las acciones para boicotear las actividades ajenas fue la entrega del Granadillo 2010 a Tariq Alí, que quedó situado en el ojo del huracán.

"El acto de la Toma de Granada es una especie de resaca del pasado y acabará muriendo", dijo ayer el escritor paquistaní, que acudió a Granada invitado por la organización de la Fiesta de las Culturas para recoger el galardón. "La manera de hacer que desaparezca es ofrecer una alternativa mejor que atraiga a la gente. Yo no soy partidario de que se supriman los actos porque no soy partidario de que se suprima nada. Desde luego, no le doy ninguna importancia".

Tariq Alí pronunció ayer por la mañana una conferencia en la Fundación Euroárabe en la que los espectadores del público le preguntaron por la polémica en torno a la celebración de la Toma de Granada. "Yo ni siquiera sabía que existía este acto hasta que me hablaron de él", dijo el autor de A la sombra del granado, un libro que narra el fatal destino de los musulmanes granadinos cuando, en 1499, el cardenal Ximénez de Cisneros ordenó requisar y quemar todos los libros que hubiese en Granada escritos en árabe, desatando así la primera de las guerras civiles del reino. "Cuando alguien me habló de esta celebración, llamé a amigos de Madrid y Barcelona y tampoco sabían nada de la Toma. Me preguntaron: '¿De qué me estás hablando?' Es un acontecimiento que, fuera de Granada, no tiene la más mínima trascendencia".

Tariq Alí, un escritor y cineasta que ha estudiado a fondo el conflicto cultural existente entre Oriente y Occidente, señaló ayer que el fundamentalismo "ha existido siempre". Alí se refirió también a las recientes amenazas de Al Qaeda de "invadir" Al-Ándalus. "Si los de Al Qaeda hubieran vivido en la época de Al Ándalus, le habrían puesto una bomba a la Alhambra", dijo. "Y lo harían como si fuese algo sensacional. Es una locura. Ellos no representan a los musulmanes. Creer eso es como creer que porque haya un puñado de terroristas europeos, éstos representan a Europa".

Sin embargo, una hora antes de que Alí empezase a pronunciar la conferencia en la que exponía todas estas ideas la asociación Granada Abierta aseguraba que en esta conferencia pondría las cosas en su sitio sobre la Fiesta de las Culturas, "organizada por el Ayuntamiento por la tarde para ponerse la cara de la multiculturalidad mientras que por la mañana mantiene una fiesta excluyente que fomenta el choque de civilizaciones", en palabras de Juan Antonio Díaz, miembro de la plataforma y profesor de la Universidad de Granada. "Creo que se ha programado esta conferencia para que Alí no pueda asistir a la celebración de la Toma por la mañana y no vea a los grupos de ultraderecha gritando contra los moros y a favor de una nueva Reconquista", añadió Díaz.

El profesor pronunció estas palabras en el acto programado por la plataforma a las 11:00 en la sede de la Asociación de la Prensa, Por el diálogo entre las culturas y contra la Toma de Granada, que contó con la participación de la profesora Antonina Rodrigo, quien solicitó que la fiesta de la Toma sea sustituida por la celebración del día de Mariana Pineda el día 26 de mayo.

Por su parte, el periodista Paco Vigueras dijo que Granada Abierta se había puesto en contacto con Alí para explicarle "la doble moral" de la alcaldía del PP, un "doble juego" al que "contribuyen los organizadores de la Fiesta de las Culturas".

La conferencia de Tariq Alí en la Fundación Euroárabe, que comenzó una hora después del inicio de los talleres programados por el Legado Andalusí, estuvo tan abarrotada de público que muchos asistentes tuvieron que escucharla de pie. El escritor y cineasta también estuvo firmando libros y llegaron a venderse más de cien ejemplares.

Por la tarde, en el Teatro Isabel La Católica, la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, entregó el Premio Internacional Granadillo 2010 a Tariq Alí en un acto que estuvo presentado por la periodista granadina Brígida Gallego Coín.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios