33 Feria del Libro de Cádiz

Menos para ser más

  • La fiesta de las letras pasa de las inasumibles 80 actividades de 2017 a una edición con 34 propuestas del 4 al 13 de mayo en el Baluarte

Los artífices de la 33 Feria del Libro de Cádiz, durante la presentación en el Reina Sofía Los artífices de la 33 Feria del Libro de Cádiz, durante la presentación en el Reina Sofía

Los artífices de la 33 Feria del Libro de Cádiz, durante la presentación en el Reina Sofía / Lourdes de Vicente

Comentarios 1

La señal más notoria del “giro radical ” que desde el Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Mesa de las Letras, se ha querido dar a la Feria del Libro ha sido la reducción del número de actividades que desde hace un par de años venían asfixiando la programación y que, no sólo no reportaba un incremento de público, sino que, por contra, las visitas estaban cayendo en picado.

Así, ayer los artífices de la cita, organizada por el Consistorio y coordinada este año por primera vez por una persona externa al Ayuntamiento a través de un concurso público, la escritora y editora Carmen Moreno, descubrieron el contenido del programa de la 33 Feria del Libro de Cádiz que ha pasado de las más de 80 actividades del pasado año a las más asumibles 34 propuestas de esta edición.

Una edición que sí mantiene el Baluarte de la Candelaria como hogar aunque, también, con alguna modificación en su distribución. De esta forma, sólo se utilizará una de las salas (sala A) para las presentaciones, mientras que la sala B se convertirá este año en ludoteca y biblioteca respondiendo a los homenajeados de la feria de este año, el público infantil y juvenil. Además se ganará el patio central para algunos de los talleres destinados a los más pequeños y a la firma de libros, así, si la meteorología lo respeta, los autores saldrán al aire libre.

Autores entre los que destacan reconocidos y reconocibles nombres como el de la pregonera de este año, Elia Barceló, y los de Pilar Eyre, Andrés Vázquez de Sola y el escritor de libros infantiles Pedro Mañas (tres de las seis aportaciones de la Consejería de Cultura a la Feria del Libro de Cádiz través del Centro Andaluz de las Letras), además del músico y poeta Andrés Suárez,la periodista Cristina Fallarás, la escritora y activista feminista Nuria Varela , el escritor Javier Castillo o la youtuber e instagramer Dulcinea.

La coordinadora de esta edición y los representantes de las administraciones implicadas en la celebración del encuentro –la concejala de Cultura, Eva Tubío, el delegado de Cultura, Daniel Moreno, el diputado Fran González, el director del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, José Marchena y los reprentantes de Unicaja y La Caixa, Maripaz Pérez y Luis Llerena– también destacaron, entre otras actividades, la Presencia Literaria de la UCA, María Zaragoza, que se integra en el Feria del Libro (algo que no ocurría desde hace unos años), la mesa redonda sobre el centenario de Paco Alba organizada por el Centro Andaluz de las Letras y el encuentro con dos autores gaditanos que triunfan fuera de nuestras fronteras como son Jesús Cañadas y David B. Gil.

Porque los autores gaditanos y de la provincia no desaparecen del encuentro aunque también baja su participación ya que “este año se ha pedido como requisito que la obra que traigan a la Feria no se haya presentado antes en Cádiz”, explicó Carmen Moreno que con esta decisión busca “no caer en reiteraciones”. Y es que lo que no se menciona pero nadie olvida es la escueta cifra de visitantes (7.570 personas) que dejó la cita del año pasado y que Moreno debe superar. Pero, para ello, la escritora gaditana lo que quiere “no es convertir al asistente sólo en paseante o comprador, sino que se integre y forme parte del feria”, explica la editora de Cazador de Ratas que en ese camino ve fundamental la atención al público infantil y juvenil, “ellos son los futuros lectores, a los que hay que enamorar y captar”.

Tarea nada fácil ya que, como ella misma recordó, aunque el sector del libro esté saliendo de la crisis, ha habido una caída en la compra de libros infantiles y juveniles “tal y como se indica en el último Observatorio del Libro”, apuntó la coordinadora que ha contado con un presupuesto de 35.775 euros, un incremento considerable con respecto al pasado año (24.000).

Otro de los aspectos más alabados por los artífices de la Feria fue el hermoso cartel realizado por la artista francesa Rebbeca Dautremer, una de las ilustradores más importantes del mundo "junto con Benjamin Lacombe", asevera la coordinadora del encuentro de las letras que, además, anunció que "hoy la artista me ha confirmado que no será la única colaboración que haga con Cádiz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios