Las fabulosas historias de Pericón reviven de la mano de Barataria

  • El Centro Municipal de Arte Flamenco de La Merced acoge la presentación de la reedición del libro publicado en 1975 por José Luis Ortiz Nuevo · El autor destaca la "frescura" que mantiene el texto

Las mil y una historias de Pericón de Cádiz es uno de esos libros imprescindibles para el aficionado al flamenco, para el amante de las historias superlativas, de la hipérbole más auténtica o, simplemente, para el gaditano que quiera ver en sus líneas el fiel reflejo de la sabiduría popular gaditana y de esa filosofía de vida que consiste en asimilar las desgracias y las miserias y salir a flote cada día con el salvavidas del humor. El malagueño José Luis Ortiz Nuevo, su autor, lo resume con expresiva definición: "Este libro es una novela gaditánica".

Publicado por primera vez en 1975, la editorial Barataria acaba de sacar al mercado una cuidada reedición. Las mil y una historias de Pericón de Cádiz está otra vez en las librerías, con nuevo traje y misma carne, y el Centro Municipal de Arte Flamenco de La Merced abrió anoche sus puertas para acoger la presentación en la capital gaditana. José Luis Ortiz Nuevo, que atendió a este periódico antes de que se celebrara el acto, se mostraba emocionado: "Esta reedición ya se ha presentado en Sevilla, y pronto se llevará a Madrid y Barcelona, pero hacerlo en Cádiz es para mí una gran satisfacción porque supone mi reencuentro con la fuente".

Y rápidamente recuerda cuando Cádiz acogió en los años 70 la presentación de la primera edición: "Fue en la peña Enrique el Mellizo, y Juan pudo estar allí, cuando ya disfrutaba de su jubilación, uno de los primeros artistas que lo hizo gracias a que arregló bien sus papeles, cotizó lo suficiente". También rememora que en aquel acto se encontraba Juman, hijo de Pericón y fotógrafo perpetuo de Diario de Cádiz.

Juan Martínez Vílchez, que ése era el nombre completo de Pericón, y su mujer Rosario recibieron asiduamente a José Luis Ortiz Nuevo en su casa de Madrid. El cantaor ya se había jubilado, después de haber completado su carrera trabajando en el tablao madrileño Zambra, y accedió a pasar horas y horas delante de Ortiz, una grabadora y los cafés y las galletas que Rosario les preparaba para las largas conversaciones en las que Pericón iba desgranando sus historias y en las que siempre intervenía su mujer: "Era una pareja muy feliz", recuerda el escritor.

José Luis Ortiz Nuevo alcanzó entonces un gran éxito con este libro, que por aquel 1975 publicó la editorial Demófilo -"una aventura que iniciamos algunos jóvenes intrépidos"-, que a principios de los años 90 reeditó la editorial gaditana Sílex y que ahora vuelve a las librerías gracias a la edición preparada por Barataria, cuyo responsable, Juan Diego Martín, estuvo ayer en la presentación junto al autor y al musicólogo Faustino Núñez.

De la edición actual, a la que Ortiz Nuevo sólo le ha añadido una nota introductoria, el autor destaca el cuidado puesto por la editorial en hacer un libro "precioso, un trabajo estupendo, sobre todo un trabajo tipográfico especial, con unas capitulares al principio de cada capítulo que le dan al libro una gran alegría".

Ortiz Nuevo no ha considerado necesario añadir nada más al libro. Ni siquiera un apéndice con la producción discográfica del cantaor gaditano. Ha preferido dejarlo igual en la seguridad de que el texto tiene una "gran frescura, no ha pasado de moda".

A esa frescura contribuye sin duda el contenido de las historias, los relatos de Pericón de Cádiz: "Es curioso, pero con la relectura del libro descubrí una técnica que tienen la mayoría de los relatos de Juan. Casi todas las historias, cuentos o invenciones, como se les quiera llamar, parten de una situación real, de una necesidad humana, del hambre sobre todo; después, en el transcurso del relato, se mezclan los elementos reales y los fantásticos hasta llegar al disparate, un final que yo denomino gaditánico".

Comparado con otros libros semejantes que Ortiz Nuevo ha elaborado a partir de conversaciones con otros artistas flamencos, el escritor malagueño cree que ninguno de éstos llega hasta donde lo hace el de Pericón: "Este libro alcanza el terreno de la fábula. En otros textos se puede encontrar una información flamenca seria y consistente, además del testimonio de sus vidas. Pero no hay esa imaginación, esa inventiva, ese juego que Pericón ya ponía en práctica en su vida profesional".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios