Los expertos creen que hay que excavar íntegramente el campo de hockey

  • Arqueólogos e historiadores de la provincia coinciden en el enorme potencial histórico del poblado de la Edad del Bronce hallado en San Fernando · Los trabajos están a la espera de la decisión de la Junta

El yacimiento del campo de hockey de San Fernando, donde ha sido hallado el poblado de la Edad del Bronce más importante por extensión y singularidad de la provincia de Cádiz, ha dado mucho de qué hablar entre los arqueólogos e historiadores de la provincia. Algunos de ellos no han dudado en visitar la excavación y todos coinciden en su enorme potencial arqueológico e histórico, tanto a nivel provincial, como regional y nacional.

"La excavación que dirige Eduardo Vijande amplía mucho la información prehistórica de la Bahía de Cádiz, ya que se pensaba que San Fernando era una zona periférica y este hallazgo lleva a replantear el esquema del territorio y la organización socio económica en la Edad del Bronce en toda la Bahía", apunta José Ramos, profesor del departamento de Historia, Geografía y Filosofía de la UCA y coordinador del yacimiento de Benzú. En esta vertiente se muestra también el Catedrático de la UCA Diego Ruiz Mata, arqueólogo de las excavaciones del poblado portuense de Doña Blanca. "Estamos hablando del primer yacimiento de cierta entidad de esta época que se conoce en el entorno de la Bahía, así que su valoración científica supone una gran aportación a la Prehistoria reciente de esta zona". Además, añade el arqueólogo, "es necesario excavar este yacimiento de manera íntegra, aquí no caben medias tintas, porque todo lo que no se averigue hoy es una pérdida para la historia de la provincia y de España. Así que no debe haber limitación de tiempo, ni debe hacerse de otra manera, desde un punto de vista metodológico y científico".

No se queda atrás en sus manifestaciones el director del Museo Arqueológico de El Puerto de Santa María, Paco Giles. "Estamos hablando de uno de los yacimientos más interesantes aparecidos en los últimos años en la Bahía, sobre todo, teniendo en cuenta que pertenece a un momento de la Prehistoria reciente poco conocida", dice.

Por estos motivos se muestran favorables a la puesta en valor de los restos, al menos, a la "sociabilización" de los mismos, tal y como apunta José Ramos. "Lógicamente, siempre defenderé las posibilidades de los lugares prehistóricos, ya sea para su puesta en valor, o mejor aún, su difusión o sociabilización". Para Ramos, la Prehistoria debería ocupar el mismo sitio que otro tipo de hallazgos como los fenicios o romanos: "Es necesario que se valore mejor la Prehistoria".

Bajo la experiencia que le otorgan los 43 años que lleva al frente de la arqueología, Paco Giles expone las distintas opciones de conservación del yacimiento. "Se podría quedar in situ siempre y cuando exista un conservador permanente en la zona; habilitar estructuras de cristal en el suelo para ver los restos, también bajo labores de conservación, o bien, se podrían extraer los restos, tratarlos y exponerlos en otro lugar".

José María Gutiérrez, por su parte, señala que hay que ser cautos a la hora de hablar de puesta en valor in situ, si bien, reconoce la existencia de fórmulas que permiten la conservación y visualización de dichos restos en el suelo. "También se podría hacer una reconstrucción del poblado en otro lugar donde se exhiban las principales formas de enterramientos encontrados porque, al fin y al cabo, este hallazgo forma parte del patrimonio de Cádiz, España y la Historia en general", asevera. Y es que el arqueólogo tiene muy claro que "el turismo pasa por el patrimonio". "Al fin y al cabo, -continúa- un campo de hockey se puede construir en cualquier sitio, pero no continuar con este proyecto arqueológico hasta el final supondría enterrrar un capítulo fundamental de la historia de la Bahía de Cádiz".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios