Se estrenan las nuevas medidas de transporte de toros de lidia

  • En portes de más de ocho horas se requieren precintos y temperatura controlada

Cualquier toro de lidia que tenga que viajar más de ocho horas lo tendrá que hacer con un navegador GPS, aire acondicionado y, para estar cómodo, en un habitáculo individual con bebida y comida elaborada a su gusto.

Así lo marca la nueva normativa de bienestar animal, que acaba de entrar en vigor y que se tiene que aplicar en casos como el de los toros que se van a lidiar hoy en el municipio murciano de Cehegín, con motivo del día de la Región de Murcia, procedentes de una finca del Campo Charro, concretamente del municipio salmantino de Villares de Yeltes.

El GPS incorporado en el interior de la caja de transporte del camión es un dispositivo de localización especial que, en todo momento, está controlado por el cuerpo del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil).

Con este GPS los agentes del Seprona saben en todo momento en qué lugar está el camión que transporta a los toros y, además, pueden controlar cómo y en qué condiciones están viajando los animales, según informa el transportista de estos ocho toros, Ramón Sastre, de Ciudad Rodrigo (Salamanca), que los lleva a la plaza de toros de Cehegín.

La Guardia Civil tiene el código que, de forma privada, tiene cada transportista de animales. En el caso del transporte de toros de lidia, los bebederos y comederos tienen que ser móviles, con el fin de que no ocurra ningún percance, ya que cada astado viaja encerrado en un habitáculo del interior del camión.

La temperatura interior del vehículo donde van los animales no puede exceder de los 30º, instalándose unos ventiladores especiales. El objetivo es que lo toros de lidia lleguen a las plazas en las mejores condiciones posibles haciendo valer la nueva normativa de Bienestar Animal para viajes de más de ocho horas. Otra exigencia, que impide cualquier tipo de manipulación, es llevar precintado todo el habitáculo en el que viajan los toros. En el interior del camión también va instalado un detector de apertura y, en caso de que se rompa el precinto, la Guardia Civil lo sabrá de inmediato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios