"Este espectáculo de Mayumaná es más completo en su desarrollo artístico"

  • La compañía israelí presenta a partir del miércoles en el Gran Teatro Falla de Cádiz su montaje 'Momentum 2.0', una reflexión sobre el tiempo en el que el grupo indaga también en las nuevas tecnologías

Comentarios 3

El ciclón Mayumaná vuelve a Cádiz dispuesto a arrasar. El miércoles comienzan las actuaciones de una compañía con personalidad y estilo propio, garantía de buen hacer sobre el escenario y a la que el público espera con el mismo brío y energía que ellos ponen en sus espectáculos. Roy Ofer, director general del grupo, habla en esta entrevista de su gira española y del montaje Momentum 2.0.

-¿Cómo ha ido la gira de Mayumaná, que está a punto de acabar?

-Va muy bien, estamos muy contentos de estar en España, nos gusta mucho el público español. Venir a España es una lucha dentro de la compañía, de los actores, de los técnicos, porque todo el mundo quiere venir. Comparado con otros países, la gente se siente aquí bien, gusta mucho el ambiente, la energía.

-¿Qué destacaría de Momentum 2.0, el espectáculo que Mayumaná trae al Falla?

-Es la evolución de Mayumaná. Este grupo empezó en un punto de ritmo, de danza y de teatro, y en Momentum tratamos de explicar para nosotros y para otras personas qué es el concepto del tiempo y el show está explorando este tema usando nuestro lenguaje, de ritmo, danza y teatro, pero también estamos cantando, con mucha más música, y el público tiene un papel importante en la evolución de la función. También hemos introducido las nuevas tecnologías, que usamos como otra manera de explorar nuestro arte.

-Tengo entendido que este montaje ha ido cambiando desde su estreno hasta la actualidad.

-Es así. Es la manera de ser de la compañía. Desde un principio vamos explorando nuestras creaciones, vamos cambiando cosas a medida que van surgiendo ideas, es un proceso vivo. Y es una de las razones por la que creo que llevamos muchos años trabajando juntos, es una parte importante del desarrollo artístico y los actores se involucran en él.

-Pese al Babel de nacionalidades que integran Mayumaná, ¿se trata de un grupo muy consolidado y unido?

-No es sólo que la gente venga de diferentes países, sino que cada uno viene de distintas especialidades artísticas: hay bailarines, músicos, actores... Por eso se tarda aproximadamente unos seis meses en entrar en la compañía, en entender los otros idiomas artísticos, y que un actor tiene también que cantar, que todo el mundo haga de todo. Y para llegar al nivel que necesitamos es difícil encontrar la gente, es un proceso largo en el que cada uno va aprendiendo las cosas de las otras disciplinas y llega al nivel para poder actuar. Buscamos artistas completos, que puedan hacer todo eso. Como no es fácil encontrar eso, estamos buscando en todo el mundo, haciendo muchos casting, para formar un equipo que pueda aportar a lo que estamos haciendo, y es muy difícil. Puede que haya una persona que sea un actor y un bailarín impresionante, pero luego tiene que aportar también en el resto de especialidades, y al mismo nivel.

-Están ustedes entonces buscando siempre nuevas incorporaciones, porque además creo que se van rotando en las distintas actuaciones.

-Sí, constantemente, aunque llevamos gente que están con nosotros desde el principio o desde los primeros años.

-¿Fueron muy difíciles los comienzos de Mayumaná?

-Estamos celebrando ahora los quince años de nuestra creación y los diez años de la primera actuación en España, y sí, ha sido difícil. Nada es fácil y ha habido mucho trabajo desde el inicio. Nos sentimos muy afortunados, estamos haciendo algo que nos gusta mucho y eso es un lujo. Es como vivir un sueño, sobre todo para un artista que quiere aportar muchas cosas y que encuentra una compañía en la que puede hacerlo, es un lujo también para él. Pero dentro de eso hay mucho trabajo.

-¿Cuánto ensaya Mayumaná?

-Mucho, mucho.

-¿Se puede cuantificar?

-Por ejemplo, la gente que está ahora en gira hace pilates, luego tiene clases de danza y de canto, de música, de ritmo y, aparte de eso, practican mucho para que el show esté a la altura que queremos. Digamos que están dentro de este proceso artístico prácticamente todo el tiempo.

-¿No me vaya a decir que van ustedes andando por la calle y son capaces de descubrir música en cualquier esquina?

-Bueno..., también, música y arte...

-Después sorprenden en el escenario sacando ritmos de donde otros no vemos más que golpes o estridencias.

-Eso también forma parte del grupo, sigue existiendo en Mayumaná, pero en Momentum se van a descubrir muchas cosas nuevas, no sólo golpes. Se puede decir que este espectáculo es más completo en su desarrollo artístico, y para nosotros es un paso adelante.

-¿Y qué papel juega el humor en este montaje?

-El humor siempre es importante para nosotros, es un ingrediente básico de la compañía, es como la chispa de la vida, una manera de ser positivos. Creemos mucho en eso y la idea es transmitirlo al público y compartirlo con el público, que tiene un papel muy importante. Y recuerdo la experiencia que tuvimos en Cádiz con el público, que fue muy buena, muy buena, y es magnífico volver con un espectáculo en el que aún pueden participar más, porque hemos buscado una manera en la que el público se siente parte del espectáculo, se siente muy integrado.

-¿Cómo está afrontando Mayumaná estos años de crisis?

-En general, el mundo está bastante jodido para todos, y es verdad que todo está más difícil. Pero nosotros aportamos lo nuestro y estamos tratando de ser positivos y ofrecemos un espectáculo para que la gente olvide un poco todo esto una hora y media o dos horas, y que disfruten.

-A ver si al final va a ser la cultura la que nos va a salvar...

-Creo que es algo muy importante, crear y dejar un mensaje positivo sobre cualquier cosa. Y por eso hay que cuidar muchas cosas, como los precios y demás, para que la gente pueda acudir al show.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios