fernando lobo. cantautor

"En el escenario se me para el tiempo"

  • A finales de noviembre Fernando Lobo presenta sus nuevas composiciones en la Sala Central Lechera El cantautor asegura que 'Para seguir' supone su "disco más redondo"

Comentarios 2

Si hay que seguir lo hace con mucho que contar, cantar y agradecer. Dueño de unas personales canciones que gusta de compartir con su gente, amigos y seguidores, ha sido la confianza en la música, propia y ajena, la que ha dado a luz este nuevo proyecto sonoro titulado Para seguir.

Con esa intención regresa el cantautor gaditano Fernando Lobo a los escenarios. Tras dos años de trabajo, la incertidumbre de crear en colectivo -el cada vez más asentado mecenazgo o crowfunding- se ha tornado en feliz realidad: en un mes la propuesta había alcanzado el mínimo económico necesario para poder lanzar este disco a través de la plataforma digital Verkami, con 140 apoyos y más de 3.000 euros conseguidos. Hacer un álbum con esta herramienta es más fácil "entre comillas porque conlleva un trabajo de fondo, mucho tiempo de coordinación. Pero es bonito porque he sentido la complicidad de la gente, muchas veces uno no se da cuenta de esa cercanía", explica el artista. Cercano en la música y en la vida, asegura que esta forma de trabajar es "un paso más allá al darle un toque colectivo al proyecto, le otorga un calorcito que se nota".

Calidez para crear y compartir en un álbum que nace del compromiso no solo de Lobo sino de una nómina de artistas que han colaborado para darle el consistente sonido del que presume: del jazz al rock, de la rumba al country. Sin peajes y pasándolo muy bien en el trayecto del disco "más redondo que he hecho". Compartir tanto con tantos "es como un cuadro, cada uno de los invitados le ha dado un toque de color que lo complementa : su pimienta, su puntito de sal... Sin eso no está mal pero si se lo añades es una maravilla", explica.

De maravillosas colaboraciones está repleto Para seguir. Desde los amigos de siempre, la Banda Bandida, a firmas como la de El Kanka, Chipi de La Canalla, Antonio Lizana, Jesús Bienvenido o Antonio Toledo, "uno de los guitarristas más míticos de este país que ha tocado con Serrat, Javier Ruibal o Chano Domínguez".

Lobo lo expone y no reprime la ilusión de haber contado con estos "bicharracos con esa implicación que le da ese carácter festivo al disco que no deja de sorprenderme", dice. Chipi le dijo en Sevilla, risas y tapitas mediante: "Canijo, ¿puedo meter un texto de los míos en este tema?". A El Kanka "le molaba meter voz y guitarra" en otra de las canciones y así fue. Nacieron letras como Contigo del mundo, Bendito poniente, Con la primavera o la propia Para seguir, acompañadas de un montón de anécdotas, talento y un ambiente de energía positiva. "No es solo gente que viene a cubrir el expediente sino que hay buen rollo", asegura.

Un cancionero que da forma a un álbum de temas universales y, por qué no, la manera de encararlos. "Creo que ahí está la clave -explica el cantautor-. Cuando hay un momento de negatividad, no hay que olvidar que también han pasado cosas buenas por el camino. Ese suele ser mi enfoque, quedarme con lo bueno. Es enfermizo ver a esa peña que se pone a escuchar canciones y leer cosas tristes en los malos momentos. Al revés, hay que buscar cabos donde agarrarte y que te hagan sentir y reflexionar de manera positiva". Y eso, reconoce, que en este trabajo se incluye "una de las canciones más tristes que he escrito en mi vida: El blues de las despedidas". La virtud está en el equilibrio, como siempre.

En este álbum cocinado "con mucha tranquilidad, a fuego lento", Fernando Lobo devuelve la confianza a sus seguidores convirtiéndose en juglar de sus sentimientos. Dos de los lotes exclusivos para sus mecenas incluyen musicar un poema y escribir una canción inédita, ambas oportunidade únicas para sentirse parte activa del proceso de crear. "Ya he quedado con la persona a la que va dirigida la canción para tomar apuntes y me ha contado su historia, que es increíble. Ahora le estoy dando vueltas porque tienes que estar a la altura. Cuando tenga ambas hechas, las grabaré y se las enviaré". Pensar para uno y para los demás conlleva un arduo proceso que el artista afronta con ganas y mucha responsabilidad: "un día me di cuenta de que la mayoría de las canciones que hacemos están de alguna manera pidiendo algo. Y pensé que a lo mejor estaría bien ver qué es lo que yo puedo ofrecer, regalar al personal". De ahí surgió el tema que abre el disco y que tiene un título tan contundente como sincero, Regalo.

O Relojes, intimista composición que describe esa indescriptible sensación de encerrarte en la burbuja del arte y compartirlo con la gente que sabe apreciarlo. "A mí el tiempo se me para en el escenario y ese es el punto más bonito de la música. Al principio me ponía muy nervioso pero encontré el equilibrio. Lo guay es cuando consigues que el público entre en esa burbuja y no exista nada más en el mundo que lo que está pasando ahí", relata.

Volverá a experimentar esa sensación el poeta gaditano en la nueva gira que está a punto de emprender y que promete darle muchas satisfacciones. Va a ser diferente porque "son otras canciones que aún no he tocado en directo, porque voy a sitios por primera vez como Valencia y porque quiero pensar también que poco a poco el público va creciendo, que a cada pasito llega un poquito más de gente". En vistas del éxito desde sus génesis, Para seguir llevará a encandilar a los fieles de un cantautor que solo se detiene para coger impulso. "No sé hacer otra cosa. Si no siguiera en la música, me sentiría vacío. Hay que renovarse. Es toda una declaración de intenciones".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios