Tres enterramientos de época púnica y romana se integrarán en Varela

  • Procasa se encargará del traslado de estos hallazgos producidos en 2014 en las obras de viviendas de la comandancia de la Guardia Civil La Consejería de Cultura lo supervisará

Comentarios 1

El parque Kotinoussa -en Varela- integrará nuevos restos arqueológicos. Tres nuevos enterramientos de época púnica y romana procedentes de las obras del bloque de viviendas y garajes de la avenida San Severiano, 10 podrán verse en esta zona verde que actualmente ya acoge una cisterna romana y es punto de exhibición de réplicas y piezas originales de rituales del mundo funerario desde época fenicia a la romana.

Según han informado fuentes del Ayuntamiento de Cádiz, se completa este muestrario sobre la evolución de los rituales funerarios de Gadir-Gades con esta nueva incorporación de restos históricos. Concretamente el pasado viernes se aprobó en la Junta de Gobierno Local el traslado de tres tumbas de sillares de cista de piedra ostionera de época púnica y un monumento funerario del siglo I.d.C a este emplazamiento.

Una actuación que se acordó el 28 de mayo de 2015 en la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Cádiz, a instancias de la Consejería de Cultura y a propuesta de la empresa municipal Procasa.

Así, la promotora municipal afrontará estos trabajos, acorde a las indicaciones de la Consejería de Cultura, "del mismo modo que se ubicarán en una zona del parque en donde ocasione el mínimo impacto sobre la zona verde en cuanto a los posibles servicios que puedan verse afectados", han confirmado desde el consistorio gaditano.

Respecto al monumento funerario del siglo I.d.C. objeto del traslado, que concretamente se trata de un mausoleo o columbario, es uno de los 10 enterramientos localizados en este solar en septiembre de 2014 -donde ya se ha levantado el bloque de viviendas- que databan de entre mediados del siglo I.a.C. y mediados del siglo I.d.C. De éstos, ocho formaban parte de un conjunto y sólo dos aparecían aislados. A su vez, tres pertenecían a incineraciones, dos de ellos en urnas cerámicas y uno en fosa simple con los huesos cremados lavados. Casi ninguno estaba asociado a un ajuar.

Éste fue el resultado de los trabajos arqueológicos realizados en una de las dos franjas perimetrales de 15 metros de ancho adosada a un sector que hace esquina entre las calles Cooperativa y Cerezo. Una labor en la que se hizo necesaria la ejecución de muros de pantallas.

En el otro extremo de la calle Cooperativa se localizó otro sector correspondiente a época fenicia del siglo VI a.C., en el que se localizaron dos incineraciones alineadas con otras dos que se excavaron en 2012 . Correspondía a una fosa ritual con fragmentos cerámicos de lucernas, platos de pescado y ánforas asociadas a restos alimenticios de malacofauna. Lo más sorprendente de aquel hallazgo no podrá verse en Varela, pues se trata del ajuar asociado a estos enterramientos, integrado por un colgante en forma de medalla de plata y una cuenta de cornalina. También se localizó un collar con cuentas de oro y cornalina, una medalla de oro, un arete de plata o un escarabeo con sello de escritura jeroglífica. También apareció en otro extremo una fosa con desechos de época romana imperial, que podía pertenecer a una factoría industrial vinculada a la pesca.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios