Un drama familiar con buen reparto

  • Nikita Mikhailov vuelve con una versión de 'Doce hombres sin piedad' ambientada en Rusia

La familia Savages, con un absurdo plural en el título castellano, es la película indie más destacada de la temporada. Es un drama familiar escrito y dirigido por Tamara Jenkins, con una pareja de categoría al frente del reparto. Philip Seymour Hoffman, en cartel con la extraordinaria Antes que el diablo sepas que has muerto y Laura Linney. Ellos son dos hermanos cuya infancia les ha convertido en dos neurasténicos de cuidado. Ella es una autora teatral que no tiene éxito y sobrevive a base de becas y pequeños sablazos. Él es un profesor universitario que escribe oscuros libros. En eso reciben una llamada en la que se les comunica que el padre que temen y llevan años evitando está muriéndose. Por primera vez en años los tres tienen que vivir juntos y enfrentándose a su pasado.

Nikita Mikhailov, el polémico cineasta que quiso ser presidente de Rusia, regresa con 12. El director se hizo famoso en los años 80 y 90, con títulos como Quemado bajo el sol, Ojos negros, Kolia o El barbero de Siberia. Con ellas tuvo predicamento en los festivales de la época y obtuvo algunos Oscars. Tras un largo silencio, presenta hoy su nuevo film, que no es otra cosa que una adaptación del clásico judicial americano 12 hombres sin piedad, pero referido a la actualidad del antiguo país de los zares, con los conflictos que desgarran a Rusia hoy en día. Un joven checheno es acusado de haber asesinado a su padrastro y es juzgado por un jurado. Todos están de acuerdo en que es culpable, menos uno de ellos que se enfrenta al resto y empieza a convencerlos de que no es tan fácil condenarlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios