Entre el deseo y el temor al cambio

No vamos a descubrir ningún secreto si elogiamos la maestría de Anton Chejov para resumir, en cuentos y obras teatrales centrados en asuntos cotidianos, toda la complejidad de la existencia. Su dominio del espacio corto resulta proverbial en sus pequeñas novelas, mucho menos populares que sus relatos. El reino de las mujeres es una de esas joyas de final abierto y desdibujado, pinceladas de gran literatura que nos enfrentan a la sociedad rusa anterior al estallido revolucionario. Anna Akimovna, heredera de una fábrica, lucha en su interior en plenas fiestas navideñas entre su deseo de casarse y compartir su nueva condición privilegiada y la añoranza de su infancia, cuando aún era pobre. Su honestidad y la del resto de personajes femeninos contrasta con la frialdad y el egoísmo de sus colaboradores varones a excepción de uno de los obreros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios