El "cuarteto flamenco extrovertido" que airea las vivencias del nuevo jondo

  • Los artistas gaditanos David Palomar, Riki Rivera, El Junco y Roberto Jaén presentan este fin de semana en el Falla su '¿Qué pasaría si pasara?', una "obra en movimiento constante"

Hablan de una habitación. Metafórica, claro, aunque con estos cuatro fieles de la picaresca, estos cuatro showmen del duende, nunca se sabe... Una habitación en la que durante "un montón de años" han ido "echando anécdotas, historias, chistes y patás por bulerías". Ese habitáculo fue el que abrieron cuando se hicieron la pregunta,¿Qué pasaría si pasara...?, y era tal la acumulación de cosas que la puerta les dio "en la cara". Síndrome de Diógenes de vivencias de cuatro flamencos de hoy: David Palomar, Riki Rivera, Juan José Jaén El Junco y Roberto Jaén que se arriesgan, con la batuta dramática de Ana López Segovia, a contarse y a "desdoblarse" a través del arte del que vienen, "de la música, el ambiente y el lenguaje flamenco".

Es el guitarrista y compositor quien nos propone ese espacio imaginario del que los artistas han sacado la masa madre de este espectáculo, que este sábado (entradas agotadas) y domingo se podrá ver en el Gran Teatro Falla, que se engrandece también con la presentación "de diferentes incógnitas, situaciones e incluso críticas a diferentes aspectos del flamenco, de cómo vemos nosotros esas situaciones", adelanta Rivera que viene a confirmar que no faltará la sátira ni el ánge más gaditano pero que, como sus compañeros, esquiva dar cuenta del contenido del montaje.

La actriz y autora Ana López Segovia firma la dramaturgia de una obra 100% gaditana

"¿Qué pasaría si pasara si no vas al espectáculo y luego te lo cuentan? ¿Qué pasaría si pasara si no vas y te lo cuentan diferente? Es que puede pasar porque ¿Qué pasaría si pasara? no te lo pueden contar, lo tienes que ver", dice, enigmático, el bailaor de esbelta figura que ironiza sobre "los pocos nervios" que tienen ya los artistas en el cuerpo e incide en "la esencia gaditana" que encierra la obra.

"Esto es un espectáculo vivo y que tiene ese vértigo que nosotros también aprendimos en el Carnaval, de meter la actualidad y de poder mutar, por eso aunque tiene mucho de Cádiz también se puede entender en cualquier país de habla latina", reflexiona el cantaor de un equipo que se conoce "desde chiquillos" y que también reivindica esta "manera nueva de contar el flamenco" que no significa "que el espectador se encuentre con nada raro, sino con el flamenco como es, sin inventos ni artificios, pero contado de una manera distinta" , asegura. Y es que, como diría minutos antes Rivera, "el flamenco es un arte en constante evolución y eso siempre lo llevamos por bandera".

"¡Venga Roberto, ahora tú, habla tú!". Retranca con el percusionista y palmero en su primera intervención ante la prensa. "Yo siempre he estado detrás y la verdad que estoy muy nervioso y sólo puedo dar las gracias a ellos tres por esta oportunidad, porque es un escalón más en mi carrera. ¿Qué pasaría si pasara...? Pues a mí me ha pasado", confiesa tan tímido como certero el músico en su debut ante los medios de comunicación.

Este espectáculo,¿Qué pasaría si pasara?, también tuvo una primera vez, mejor dicho, dos primeras veces. Una, la de la puesta de largo definitiva con el mismo contenido que vendrá este fin de semana a Cádiz, que tuvo lugar en el Festival Flamenco Madrid esta pasada primavera; y otra anterior, la chispa que provocó el incendio que es esta propuesta, que se prendió en el Centro Flamenco de la Merced durante los actos de la I Semana del Flamenco que organizó el Ayuntamiento de Cádiz el pasado noviembre, donde ya Rivera definía esta propuesta como "obra en movimiento constante para cuarteto flamenco extrovertido".

"El ¿Qué pasaría si pasara? que hicimos el año pasado fue una propuesta de Carolina González (responsable de la Merced) y de mi hermana (la cantaora Anabel Rivera) que querían unirnos a Junco y a mí para montar algo por esa celebración y desde el minuto uno tuvimos claro que queríamos hacer algo que no fuera un repaso por los palos del flamenco al uso. Pero claro, apenas tuvimos tiempo de prepararlo, tampoco había presupuesto, pero, sin embargo, parece que eso no afectó para que la gente se lo pasara increíble y que todo el mundo que fue nos devolviera todas esas impresiones positivas, así que ahí dijimos, ¡quieto!, aquí hay algo...", recuerda Rivera que aunque precisa que aquel "era un espectáculo, en principio, sin cante", como sabían "que David iba a venir sí o sí, la idea era que él (y así ocurrió) saltara cantando a modo de improvisación, y eso funcionó".

De aquel ¿Qué pasaría si pasara? se han quedado sus protagonistas (Junco, Rivera y Roberto, que ya entonces participaba), el colaborador sorpresa (Palomar) que se convirtió en miembro de pleno derecho trayendo también "sus propios conceptos" al nuevo espectáculo, "las ideas primigenias" y "algún número" pero, sobre todo, "la idea", recalca el ganador de un Goya. Una idea "pulida", "elevada a un nivel teatral", "más elegante" y "aprovechada aun más" en su faceta irónica y humorística gracias al talento de la actriz, dramaturga y una de las pregoneras del Carnaval 2018, Ana López Segovia, que estuvo presente en la presentación a la prensa del espectáculo.

López Segovia ha trabajado con los artistas en varias ocasiones, "la primera", como recuerda Rivera, en la puesta en escena de aquel Trimilenaria de Palomar donde se enamoraron "de su forma de trabajar". Un sentimiento compartido por la creadora que, incluso, asegura que le estará "eternamente agradecida" a Palomar porque confía en ella más que ella misma.

Y es que con talento y valentía las cosas pueden pasar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios