El cuadro 'Las cobijadas' se quedará en el Museo

  • El BOJA ha publicado la aceptación de la donación a la pinacoteca

El cuadro de Francisco Prieto Santos Las cobijadas de Vejer de la Frontera se quedará definitivamente en el Museo Provincial de Cádiz después de que el BOJA haya publicado la aceptación definitiva de la donación. La obra, realizada en 1935, se quedará así en la pinacoteca gaditana de forma definitiva por expreso deseo de la viuda del autor.

Las cobijadas de Vejer de la Frontera es un óleo sobre lienzo que presenta un buen estado de conservación. La temática popular, que tanto interesó al pintor, se centra en este caso en las cobijadas, las vestimentas tradicionales -un manto negro, que cubre todo el cuerpo y el rostro excepto un ojo- que siguieron utilizando las mujeres de varios pueblos gaditanos de las comarcas de la Janda y el Campo de Gibraltar hasta bien entrado el siglo XX, según explica el director del Museo de Cádiz, Juan Alonso de la Sierra. "El marco donde sitúa a las cobijadas es una versión idealizada que pretende plasmar la esencia del singular urbanismo y emplazamiento de la población gaditana. La estrecha calle delimitada por sobrios muros encalados y atravesada por arcos recuerda uno de los rincones más típicos del lugar, el Callejón de las Monjas, y el paisaje del fondo nos evoca el entorno vejeriego, cuyo horizonte poblado de molinos de viento aún permanece casi inalterado".

Es una obra muy interesante en la que las grandes masas oscuras de los vestidos femeninos, añade Alonso, "contrastan con el color del paisaje, que alcanza la plena luminosidad en la lejanía, recurso que muestra el interés por la luz y el color característicos de la obra del pintor".

Este lienzo fue depositado hace 27 años por la viuda de Francisco Prieto en el Museo de Cádiz, donde ha permanecido hasta hoy. Ahora su hijo ha llevado a cabo la donación definitiva en nombre de su madre. "La oferta es muy interesante para el Museo", asegura su director, pues ya hay tres obras de este artista, Paisaje (1925), Plaza de toros de Arcos de la Frontera (1933), y Patio del convento de San Francisco de Cádiz, (1949), y el cuadro de Las cobijadas de Vejer de la Frontera "viene a ampliar la obra de pintores locales en las colecciones del Museo de Cádiz".

Francisco Prieto Santos nació en 1884 en Valladolid, en cuya Escuela de Artes y Oficios Artísticos realizó sus primeros estudios. A los 18 años ingresó en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Poco después viajó a París, donde tuvo la oportunidad de conocer las vanguardias artísticas del momento, aunque desde un principio se decantó por la estética impresionista, de la que fue un ferviente seguidor hasta los últimos momentos de su vida.

Se instaló en Cádiz en 1917, donde impartió clases en la Escuela Normal de Magisterio. Desde entonces su obra estuvo ligada al entorno gaditano, constituyendo el eje de sus temas los paisajes y tipos populares de la capital y algunos pueblos de la provincia, sobre todo Arcos de la Frontera, donde pasó largas temporadas. Es uno de los pintores más representativos del panorama artístico gaditano de la primera mitad del siglo XX, si bien el interés de su producción no alcanza la dimensión de los trabajos de Federico Godoy o Felipe Abarzuza, algo mayores que él, pero con quienes compartió el interés por la luz y el color propio de las tendencias impresionistas y luministas en las que todos se movieron.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios