Cuando los corsarios dominaron el Estrecho

  • El historiador algecireño presenta en la Diputación su libro 'El Estrecho de Gibraltar en las guerras napoleónicas (1796-1814)'

El Estrecho de Gibraltar en las guerras napoleónicas es el título del libro que hoy se presenta en la Diputación de Cádiz, un pormenorizado estudio que el historiador algecireño Mario Ocaña Torres subtituló Guerra de corso, comercio, navegación y naufragios y que procede de una profunda e intensa labor de investigación en un archivo notarial recuperado hace unos años y que guardaba entre sus legajos una sección inédita de la Marina.

Y además cayó en manos de Mario Ocaña, un historiador que gusta de bucear en los acontecimientos para encontrar otros matices, otras historias y otras verdades. Este profesor de Secundaria y de la UNED, que gusta de transmitir a sus alumnos su propia pasión investigadora, comprobó que con una parte de los documentos recuperados podía poner en pie el papel que jugó el Estrecho durante las guerras napoleónicas -después de que hubiera publicado otra investigación sobre un periodo anterior-, y en especial el papel de los corsarios, una figura históricamente incomprendida, e incluso confundida a menudo con la del pirata, que, sin embargo, jugó un papel fundamental en la defensa marítima de los imperios, entre ellos el español, que tiró de la renombrada patente para defender sus intereses.

Los corsarios formaban parte de lo que hoy en día podría ser una "milicia privada", que participaba en los conflictos internacionales bajo la bandera que le había concedido, a cambio de una fianza, el privilegio de asaltar barcos enemigos para entorpecer su abastecimiento.

El resultado es un libro pulcramente editado, con certero y elogioso prólogo del periodista Juan José Téllez, en el que Mario Ocaña no se limita a transcribir documentos sin más, sino que relata hechos y los interpreta con lenguaje vivaz y nada aburrido.

El libro se presenta en Cádiz, en la Diputación a las ocho, después de haberlo hecho en noviembre en Algeciras, y Mario Ocaña piensa que su trabajo contribuye también a la celebración que Cádiz prepara del Bicentenario de la Constitución: coincide, de hecho, con su periodo de investigación y aporta, además, datos desconocidos de la Guerra de la Independencia, fundamentalmente terrestre, como es su aspecto marítimo, el más desconocido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios