Así se cocina la música en los estudios gaditanos

  • La grabación y producción de música corre a cargo de estudios independientes

  • Estudio 79 y Paco Loco están entre los más expertos

Gran parte del éxito de un grupo emergente está en su primer disco, y gran parte a su vez de ese primer disco, que es su carta de presentación, la ocupan la grabación y la producción. En la provincia han aparecido en los últimos años buenas bandas por debajo de las piedras, y aunque se encuentran con un panorama complicado, cuentan con buenos estudios donde dar forma a sus primeras composiciones.

Muchos de ellos se encuentran en El Puerto de Santa María, por razones de espacio, ya que allí pueden encontrar sin mucho problema grandes locales donde tener sus costosos equipos y donde los músicos se sientan cómodos. Allí encontramos a uno de los estudios más jóvenes pero más punteros del panorama gaditano: Grabaciones Sumergidas. Sus dos cabezas, Ernesto Rodríguez y Juan Antonio Mateos, son integrantes además de M.O.R, un grupo portuense que ya suena, y mucho, fuera de la provincia

En Grabaciones Sumergidas trabajan sobre todo con grupos independientesLas bandas tienden a grabar en sus huecos libres, ya que no suelen vivir de la músicaEn Nashville Studio trabajan con todo tipo de estilos, de flamenco a rock sureño y soul"Nos reímos mucho, pero a la vez somos muy profesionales", cuenta Rafa Camisón

Cuando uno entra en su estudio, a las afueras de El Puerto (y después de dar muchas vueltas) está en pleno campo. Juan Antonio y Ernesto han hecho algo espectacular para los tres años que llevan: habitaciones revestidas de madera, con una especie de sala de descanso, otro módulo con la mesa de mezclas y otro con el resto del equipo para la grabación. Una familia de pastores alemanes sale a recibir a los visitantes y mientras hablamos se escuchan los gallos de fondo. Es inevitable que uno se sienta en paz. "Es muy buen entorno para los músicos: si nos bloqueamos, sólo tenemos que salir y estamos al aire libre", cuenta Ernesto, 'Ernie'. Normalmente el grupo que graba suele pasar todo el día allí; una especie de "vacaciones" haciendo lo que les gusta. Un oasis para ellos, un sitio en medio del campo donde se dedican a lo que más les gusta.

Ambos son músicos y han estudiado Sonido en Sevilla, donde se conocieron, pero además Juan Antonio lleva años dedicado al sonido y a la producción. Ellos son los responsables de los discos de buena parte de los grupos gaditanos que están sonando fuerte últimamente: Detergente Líquido, El Lobo en tu Puerta, M.O.R (su propio grupo), Homeless o Julio Cable. Se inclinan más a los grupos más independientes, por filosofía y por su forma de trabajar, pero no rechazan a nadie. Quizás su punto fuerte, y por el que cada vez más grupos acuden a su estudio ("Se crea una especie de círculo: últimamente el siguiente grupo que viene ya ha escuchado nuestro trabajo anterior con otros grupos", cuenta Ernie) es que ellos mismos son músicos y jóvenes; saben lo que es abrirse paso y estar sobre el escenario.

"Siempre ha habido una gran escena de bandas, pero cada vez hay más y de más calidad, y sobre todo una mayor infraestructura y la gente se lo toma más en serio", señala Juan Antonio. Sobre todo trabajan con grupos de Cádiz, pero cuentan que este año "la cosa se ha disparado". "Lo de los estudios es un poco viral", apuntan. En una escena como la gaditana, tan pequeña, casi todos los grupos se conocen y es inevitable que se produzca el boca a boca.

Si existe una razón para su éxito, es su forma de afrontar el negocio, basado sobre todo en dos claves: que los grupos "se sientan cómodos y se lleven lo que tienen pensado o algo mejor" y su implicación total en el disco. "Tenemos suerte y suelen venir grupos flexibles, que buscan que les escuches y les digas: Podemos meter aquí un cambio, un acorde o un puente nuevo... No sólo les hacemos la foto y ya está, sino que nos preocupamos y opinamos como músicos", señala Ernie. Es decir, "no sólo grabamos, sino que también producimos".

Trabajan en su mayoría con bandas independientes ("el indie no es un estilo", remarca Juan Antonio, sino grupos que se gestionan todo ellos mismos), y en su estudio ha entrado desde Carnaval a canción de autor, pasando por el inevitable rock. El gaditano Julio Cable, Ángel Zambrana y los irlandeses Becky & the Holograms están entre sus últimos trabajos. Los músicos les quieren cada vez más, quizá porque "nuestro sistema es bastante rápido, a veces incluso vienen cantautores con la canción desnuda e igual quieren meter bajo y batería, y nosotros mismos lo hacemos", cuentan ambos.

Misma filosofía comparten desde Nashville Studio, en Jerez. José Ramón lo cuenta así: "Al ser músicos, hablamos el mismo idioma, y lo mismo que queríamos nosotros cuando entramos en uno en su día, queremos ofrecerlo a los músicos con los que trabajamos". Lo importante, señala, es "que se sientan como en casa". Como los chicos de Grabaciones Sumergidas, para ellos es un trabajo, pero también "una pasión". Sus últimos trabajos han sido maquetas de conocidos grupos de versiones de la provincia, como Mirrorball y The Southern Soul Band, y discos de artistas como Rocío Fantova o Sherish.

En Jerez también se encuentra otro referente para los grupos noveles que quieren comenzar a grabar: Estudio 79, más conocido como el estudio de Rafa Camisón, un músico experto por cuyos mandos han pasado grupos gaditanos como The Electric Alley y Himalaya. Rafa Camisón coincide con sus compañeros de profesión en que intenta que los grupos se sientan cómodos, "que sea una experiencia especial".

En su caso, lleva en el mundo de la música casi toda su vida: "Empecé tocando la batería con 14 años y aún no he parado, y voy a intentar no parar nunca. Cada vez que grababa discos no podía evitar quitar la vista de la mesa de mezclas y preguntaba todo el tiempo a los técnicos sobre su labor; me parecía una maravilla de trabajo". Hasta que en 2012 se decidió a montar su propio estudio. En cuanto a lo que le llama la atención en un grupo, "no consiste en que sean unos virtuosos, sino que su música suene verdadera".

El caso de Paco Loco es diferente al resto: es el rey Midas del indie. Nacho Vegas, The Parrots, Hinds, Bigott, Sr. Chinarro... Él mismo lo dice: "Casi el 100% de la gente que viene a grabar es de fuera de Cádiz, y en base a eso creo que se mantiene el estudio". Grupos de fuera de la provincia, pero también extranjeros, vienen a pasar unos días a casa de Paco Loco y se van con una obra que lleva su sello. Los madrileños Parrots, por ejemplo, dicen que grabar con él es como volver a casa, y eso es precisamente lo que él busca: "Que estén cómodos, como si no estuvieran en un estudio sino en un local de ensayo; que haya una convivencia como de casa", cuenta el productor.

Ya sabíamos que la música suena cada vez más en Cádiz, pero no todo son bandas; estos profesionales, a menudo soñadores, hacen posible que los grupos vean su trabajo en formato físico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios