El libro celebra su Sant Jordi "más santo" en Barcelona

  • La capital catalana conmemoró ayer su tradicional fiesta de las letras, con Albert Espinosa y el francés Stéphane Hessel como autores más vendidos

Albert Espinosa y Stéphane Hessel fueron ayer los "vencedores" de la pasada jornada de Sant Jordi, al proclamarse los autores más vendidos del día, según informó el Gremio de Libreros. Una cita, que como es habitual, comenzó con la "foto de familia" de distintos autores conocidos en el céntrico Hotel Regina de la capital catalana.

Albert Espinosa -respaldado por el éxito de su serie en TV3- fue el autor de ficción que más ejemplares vendió durante la jornada de ayer, tanto en catalán como en castellano, con su última novela: Si tú me dices ven, lo dejo todo.. pero dime ven. Por su parte, el nonagenario escritor francés Stéphane Hessel ha copado el primer puesto de las ventas de no ficción -también en las dos lenguas- con su manifiesto Indignáos.

Tras Espinosa, en ficción en castellano, los libros más vendidos han sido Los enamoramientos, de Javier Marías, El ángel perdido, de Javier Sierra, Mar de fuego, de Chufo Llorens, y La caída de los gigantes, de Ken Follett. También en castellano, El método Dukan ilustrado, del Doctor Pierre Dukan, y Excusas para no pensar, de Punset, han obtenido la segunda y tercera plazas en la lista de los libros más vendidos en no ficción.

Dentro de la literatura infantil y juvenil, los títulos más solicitados han sido los relacionados con la leyenda de Sant Jordi, así como dos de las aventuras del personaje Geronimo Stilton.

Sin una correlación directa entre ventas y firmas, los autores que más han movido el brazo con su pluma han sido Albert Espinosa, Eduardo Mendoza, Juan Marsé, Javier Sierra, Javier Marías, Almudena Grandes, Paul Preston, Federico Moccia, Maruja Torres, Ramon Solsona o Najat el Hachmi, que han tenido que atender colas interminables de lectores.

El presidente del Gremio de Libreros, Antoni Daura, ha hecho un "balance positivo" de la fiesta de los libros, "tanto en cuanto a la afluencia de público como por el ritmo de venta que se ha registrado en las cuatro provincias, aunque la lluvia -ha dicho- nos ha hecho la pascua en algunos momentos, sobre todo en el tercio norte de Cataluña".

En Barcelona, como es habitual, los puntos que han concentrado más público han sido Las Ramblas, el Paseo de Gracia y la Rambla de Cataluña, donde incluso se han vivido momentos de aglomeración ante los puestos de libros.

Según los datos recogidos hasta media tarde y a falta del balance definitivo, el gremio espera situar la facturación de la jornada en unos 19 millones de euros, unas cifras similares a las de 2010 y solo un millón por debajo de las de 2009 y 2008, que representan entre un 5 y un 8% del total anual.

La narrativa ha sido el género más solicitado, como de costumbre, "pero también se han vendido libros de ensayo, poesía, de géneros especializados y numerosos libros infantiles y juveniles, tanto en catalán como en castellano".

Curiosamente, quienes sí han notado un descenso en las ventas respecto a la edición del año pasado han sido los floristas: en esta Diada, se han vendido un millón de rosas menos que el año pasado. Aun así, la caída de ventas ha sido menor de lo previsto, que llegaba al 30%.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios