Un recorrido a lo largo de la historia del icono en su 60 aniversario

La casa del toro

  • La Fundación Osborne inaugura en El Puerto un nuevo espacio expositivo dedicado a la historia del célebre astado La muestra cuenta con obras de grandes autores inspirados en la conocida imagen publicitaria

Unos 120 invitados tuvieron ayer el honor de visitar por primera vez el nuevo espacio expositivo creado por la Fundación Osborne en la bodega de Mora, en El Puerto de Santa María. Son más de 1.800 metros cuadrados habilitados en una bodega de 1841 de singular belleza, que ha sido cuidadosamente restaurada y habilitada para acoger una galería de arte dedicada al Toro de Osborne, el mítico logotipo de la firma que precisamente ayer cumplía 60 años.

Toro Gallery se convierte así en la primera gran apuesta de la recién creada Fundación Osborne, cuyos fines son la promoción de la formación y el emprendimiento, y la difusión del patrimonio histórico, cultural y artístico de la firma.

El maestro de ceremonias fue el responsable de Comunicación de Osborne, Iván Llanza, quien dirigió la ronda de alocuciones previas a la visita celebrada en la bodega de VORS (Very Old Rare Sherry), un auténtico templo dedicado al vino en el que se veneran caldos de más de 200 años, "vinos incunables".

El primero en tomar la palabra fue el diseñador Emilio Gil, autor del logotipo de Toro Gallery y al que le une desde hace años una estrecha relación con la firma bodeguera. En el año 1994 Gil fue el responsable de la edición del libro Un toro negro y enorme, en el que diferentes artistas rendían homenaje al Toro de Osborne. Ayer estaban presentes en la inauguración de la galería muchos de los artistas que participaron en ese exitoso libro.

En la exposición figuran, entre otras piezas, el primer boceto del astado que realizó su diseñador, Manolo Prieto, para la agencia Azor, dentro de la campaña solicitada para el brandy Veterano.

En palabras de Emilio Gil, "el toro nos ha acompañado durante toda la vida. Es una imagen admirada y reconocida y la síntesis entre arte e industria, tradición y modernidad. El Toro pertenece a Osborne, pero nos pertenece a todos", sentenció.

El siguiente en tomar la palabra fue el alcalde de El Puerto, David de la Encina, quien destacó la importancia que tiene para la ciudad un proyecto como Toro Gallery. "Con esta iniciativa se destaca el valor y la importancia que tiene la Cultura para El Puerto y se reconoce el talento de un portuense como Manolo Prieto. Es un peldaño más para el futuro, que debe ir muy ligado a la Cultura para dar el salto internacional que El Puerto merece". En este sentido, Iván Llanza también destacó que el nuevo Museo vendrá a revitalizar el casco histórico portuense.

El encargado de cerrar la presentación fue el presidente de la compañía, Tomás Osborne, quien dedicó un recuerdo a todas aquellas personas que han trabajado en estos 60 años para mantener el emblema del Toro.

Los encargados de dar forma al hilo expositivo de la galería han sido Miriam Rubio y Carlos Millán, de la firma Cuatro Paredes, mientras que otros múltiples artistas han colaborado en aportar contenidos como fotografías, vídeos y piezas únicas de gran valor que por primera vez estarán expuestas al público. Entre las curiosidades que recoge la muestra se encuentran, por citar tan solo algunas, una carta manuscrita de Washington Irving, en la que solicita a las bodegas "seis u ocho barriles de su vino oscuro y dulce... el mejor de su bodega para comenzar a presentarlo a clientes potenciales de Norteamérica" o la guitarra eléctrica fabricada por Gibson Brands, una pieza única elaborada artesanalmente a partir de las duelas de una bota de vino de Osborne.

La exposición cuenta con obras de grandes autores del siglo XX, inspiradas en el Toro de Osborne, que se difunden ahora públicamente: piezas de Salvador Dalí, fotografías únicas de Annie Lebovitz, Richard Avedon y Helmut Newton, o diseños de Keith Haring entre muchos otros. Además, también se exhiben multitud de Toros personalizados por personajes destacados como Ferran Adrià, Pedro Subijana, Antonio Banderas, Agatha Ruiz de la Prada, la Baronesa Thyssen o Victorio & Lucchino, entre un largo etcétera.

El espacio expositivo está dividido en cuatro grandes apartados: El primero está dedicado al Toro en las carreteras, de manera que el visitante, pulsando un botón, puede ver la imagen de cualquiera de los toros ubicados a lo largo y ancho del país. El segundo bloque está dedicado a la historia de la familia Osborne y a la trayectoria del icono, con especiales menciones a personas como José Antonio Osborne (que fue el encargado de "plantar" los toros en las carreteras), el herrero Félix Tejada y sus hijos (encargados de su mantenimiento) o el propio Manolo Prieto.

La actuación en la bodega ha querido ser muy respetuosa con el espacio ya existente, aunque ha habido que dotarlo de ventanas, renovar vigas de madera y recuperar la piedra. "Ha sido un trabajo duro y artesanal", explicaba Iván Llanza.

Otro de los apartados de la exposición es la figura del Toro como coloso constructivo y finalmente se dedica otro apartado al Toro como mecenas, con piezas pertenecientes a destacados deportistas españoles.

Toro Gallery contará desde ahora con visitas guiadas todos los días de la semana de lunes a domingo a las 13:00h en español y en inglés. La visita tiene una duración de una hora y, al finalizar la misma, se ofrecerá una degustación de los vinos del marco de Jerez.

La sala, además, está diseñada para albergar si fuera necesario otros contenidos expositivos, ya que se ha diseñado para ser un espacio polivalente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios