La otra cara de Libia en un documental de Flavio Signore

  • El realizador presenta hoy en el Aulario La Bomba la cinta 'Libia Freedom Mia, Mia', una mirada al bombardeo del pasado febrero desde el punto de vista de los civiles

Libia Freedom Mia, Mia. Lo peor y lo mejor de un ser humano sale a relucir en una guerra. Libia Freedom Mia, Mia. Los civiles siempre son las principales víctimas, poco importan los bandos, los lados. Libia Freedom Mia, Mia. Solo existe una verdad, solo una voz. La realidad ya no es plural. Libia Freedom Mia Mia, una letanía, una grito de la sociedad civil Libia contra los bombardeos que durante febrero de 2011 arrasaron su país. Libia Libre Cien por Cien anhelaban frente a supuestos liberadores -rebeldes y coalición internacional- que incendiarion, destrozaron y violaron tantos los derechos humanos como resoluciones internacionales. Libia Freedom Mia Mia es la otra cara del conflicto, la que hoy muestra el realizador Flavio Signore en Cádiz con el documental que se exhibe a partir de las siete de la tarde en el Aulario La Bomba.

"La intención de este trabajo no es otra que intentar sensibilizar a la población sobre una realidad que normalmente no vemos porque sólo nos muestran una cara de la verdad y, en cierta manera, mantener la memoria histórica de una Libia que, realmente, ya no existe, ha desaparecido", explica el director italiano y residente en España que junto con un equipo formado por activistas de la organización Ojos para la Paz (a la que pertenece) permaneció tres semanas en Trípoli y alrededores durante el bombardeo y asedio al país por parte de los rebeldes y la OTAN. Unas quince horas de grabaciones que en el documental se resume en apenas media hora donde cuentan "lo que vimos y vivimos". "Nos encontramos con mucha gente que, en principio, no estaban de acuerdo con el gobierno de Gadafi y que reconocían que necesitaban reformas pero que, finalmente, preferían eso a un gobierno ilegal implantado a base de bombas", cuenta el director acompañado de Purificación González de la Blanca.

Aldeas y barrios arrasados por entero, colegios, universidades y centros sanitarios derribados y la muerte de un 2% de la población es el resultado del ataque a un país que como Purificación y Flavio recuerdan "tenía pleno empleo", "reformas en el sistema de regadío", "planes forestales"... Un país "atacado por 42 países y que tiene poco más de seis millones de habitantes" por motivos tales como "sus reservas de petróleo, el oro del Banco Central Libio, el uranio, los inmensos depósitos acuíferos y para situar a la OTAN en el norte de África y preparar desde allí los próximos conflictos contra Siria, Irán o Somalia y hacer un nuevo reparto de las fronteras del mundo, ampliando el Estado de Israel a costa de sus vecinos", enumeran.

"Con todo esto no es que pretendamos defender al gobierno de Gadafi pero hay que reconocer que, en este caso, como en muchos otros ha sido peor el remedio que la enfermedad. Creemos que hay otra manera de hacer las cosas", precisa Flavio que ha querido "dar voz" a los que no la tienen, "los protagonistas y las víctimas de este conflicto que no son otras que los civiles".

Silencios creados a base de "desinformación". "Desde que amordazaron a Al-Jazeera, con el cese de su director general que ha sido sustituido por una persona puesta a dedo y pariente del emir, nos hemos quedado con solo una visión de los conflictos en los países árabes y musulmanes", recuerdan.

Así, durante Libia Freedom Mia, Mia Flavio y su equipo contactan con los escudos humanos posicionados en contra de los rebeldes, con civiles de acuerdo con un bando y otro y con los campos de refugiados "tanto los organizados por el gobierno como por las organizaciones internacionales; los primeros, bastante mejor gestionados", aprecia, con periodistas... Una visión abierta, crítica y libre. Dispuesta para el debate.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios