Nada nuevo en la buena evolución del cogido Morante de la Puebla

  • El médico y el apoderado del diestro herido en El Puerto ofrecieron una rueda de prensa en la mañana dominical sin mayor novedad que el alta prevista para hoy

Rueda de prensa de poco contenido en la mañana de ayer en la clínica jerezana de "Los Álamos", donde permanece ingresado el matador de toros José Antonio Morante de la Puebla convaleciente de las cornada sufrida en la tarde del pasado viernes, en la plaza de El Puerto, inferida por un toro de Camacho.

Y es que los comparecientes -en un pasillo de la clínica- no ofrecieron más novedades que las ya sabidas ayer, salvo que el diestro había pasado esta vez una noche tranquila. Frente a la prensa, en su gran mayoría de medios destacados en Sevilla, comparecieron el apoderado del diestro José Sánchez Benito y el cirujano de la plaza de toros de El Puerto, que dirige el equipo médico que intervenido quirúrgicamente al diestro en la enfermería de la plaza de toros, y que controla su evolución visitándolo a diario en la clínica.

Aunque el diestro había accedido a que lo fotografiasen determinados medios, ese privilegio se le negó a este periódico, justificando la negativa en que el diestro estaba aislado. No hubo noticias, no hubo fotos, solamente trabajo en la mañana del domingo: para este viaje no hacen falta alforjas.

José Antonio resultó herido por puro accidente cuando estaba bordando una faena colosal. El toro le pisó la bamba de la muleta, al tirar de ella perdió el equilibrio, cayo, y el astado de Camacho hizo presa en el muslo del torero, descarnando dos trayectorias, una ascendente y otra descendente, que le han causado destrozos en los abductores y rotura de las venas anexas al sistema de la safena.

Según las informaciones avanzadas por el doctor Mendoza, el calendario normal de esta cornada, que requiere tiempo de curación ya que su pronóstico es grave, pasaría por la retirada de drenajes hoy mismo si deja de manchar, lo que supondría alta hospitalaria en el curso de esta mañana, extremo que confirmó Sánchez Benito. Luego vendría la última cura que supondría retirada de los puntos de sutura al tiempo de la rehabilitación, para su posterior reaparición, una fecha que nadie ha querido comprometer aunque en los primeros momentos se dijo que se iba a "intentar" que fuera el próximo 23 de agosto en la plaza portuense, pero la fecha es duda.

Y un último dato, preguntado el apoderado por la presidencia que denegó la oreja l espada dijo que debe abandonar el palco, pero no solamente por conceder la segunda oreja, sino porque hubo toros de Cuvillo suficientes como para que no saliera el de Camacho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios