Una biografía destaca la "originalidad disparatada" del doctor Thebussem

  • La edictorial Renacimiento publica 'El doctor Thebussem. La realidad de la ficción'

Doctor Thebussem, pseudónimo con el que el legendario escritor y erudito decimonónico Mariano Pardo de Figueroa firmó sus escritos y fue conocido en toda la Europa de su época, fue "un personaje singular, simpático, agradable, poseedor de extraordinaria cultura y de una originalidad algo disparatada." Así lo explica Íñigo Ybarra Mencos (Sevilla, 1960), autor de la última biografía sobre el personaje, publicada por Renacimiento con el título de El doctor Thebussem. La realidad de la ficción.

Ybarra Mencos y Thebussem están unidos por un lejano parentesco -el escritor fue hermano de una tatarabuela suya-, de modo que en la biblioteca de su casa familiar, un antiguo caserón del centro histórico de Sevilla, se conservan cientos de cartas del "doctor" y en casa de una de sus tías están inventariados ochenta tomos de cartas del grafómano Thebussem.

Thebussem, anagrama germanizado de la palabra "embuste", tuvo, según el biógrafo, una personalidad "con suficiente entidad como para indagar en su vida".

Según Ybarra Mencos, "salvando la distancia temporal, es curiosa la similitud de los problemas que criticaba a mediados del XIX con los que aquejan a los españoles del XXI", como cuando criticaba irónicamente "el bello ideal al que aspiran la mitad de los españoles; la holganza; la inhabilidad; las escandalosas y al parecer, fraudulentas quiebras de bancos y sociedades cuyo fraudes reciben la impunidad por castigo..."

La fama de Thebussem "llegó a ser internacional, perteneció a varias academias europeas, su fama la forjó con sus escritos gastronómicos, postales y filatélicos, y más aún gracias al título que le concedió el Gobierno y que él previamente había inventado y solicitado, el de Cartero Honorario".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios