Una apuesta por potenciar las "maravillosas" características de los libros en papel

Una caja (28,5 x 23 x 6 cm) hecha a mano, especialmente diseñada, revestida en tela y papel estampado a mano, es el formato elegido para contener esta edición única de cien ejemplares numerados y firmados de Un viaje a la Atlántida. Manuel de Falla y Miguel de Aramburu. Recuerdos de una amistad, de Lucio Martínez de Salazar. Un libro-objeto que se erige como una destacada muestra del trabajo que están realizando en Madrid Claudio Pérez Míguez y Raúl Manrique Girón, Del Centro Editores.

"El libro en papel se está revalorizando como objeto y se puede potenciar sus características que son maravillosas", explican los editores que realzan " tanto el contenido como el continente" de sus libros con el objetivo de recuperar "tanto el trabajo artesanal como las historias, en muchos casos, sostenidas con facsimilares de documentos de época".

Historias que alcanzan nuestras costas porque este sello tiene "muchos libros" vinculados con Cádiz como la colección Cuadernos de Kronion, que reúne textos literarios y obras plásticas de autores gaditanos, y dos libros sobre la Caleta: Caleta, con textos de Fernando Quiñones y fotografías del Colectivo Diafragma y Caleta Mundos y miradas, una colección de postales con fotografías de Diafragma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios