Una novela ambientada en Gibraltar seduce el espionaje y recrea la historia

  • La zona del Estrecho sirve de marco al nuevo título del escritor madrileño Carlos Díaz · El proceso de documentación ha sido fundamental para desarrollar la trama, situada en el año 1969

Aunque licenciado en Ciencias Económicas, Carlos Díaz Domínguez (Madrid, 1959) es, en esta ocasión, protagonista por sus letras. Su sexta novela, Lágrimas sobre Gibraltar -que acaba de ver la luz-, centra su atención en la zona del Estrecho a través de las vivencias viajeras del escritor. Sus primeros pasos describen la experiencia que hoy, con esta historia que rodea al Peñón, ve la luz con una gran base documental.

La historia que novela Díaz toma impulso en el año 1969. Detallado en la sinopsis queda su comienzo, en la sede de la ONU, en Nueva York, donde acaba de fijar la fecha límite para que el Reino Unido abandone Gibraltar. En previsión de un eventual incumplimiento de la Resolución 2.429, Franco dicta a Carrero Blanco, su vicepresidente, la orden más delicada que tiene que cursar en las últimas tres décadas: preparar la invasión armada de la colonia británica. Para ello, el almirante encarga la coordinación del operativo al ambicioso general José Caballero.

Carlos Díaz describe la infiltración en Gibraltar de la cordobesa Isabel Vioque, la primera mujer espía española. El escritor también se adentra a través de la trama en Thomas Best, el responsable de la inteligencia británica en el sur de la península. Éste descubre una serie de movimientos inusuales que le llevan a sospechar que se está preparando una acción militar contra el Peñón, y tendrá que convencer a su escéptico jefe con algo más que suposiciones. El problema viene cuando el 9 de junio el Gobierno español decreta el cierre unilateral de la frontera dejando a Gibraltar aislada.

El conflicto sirve de marco para el autor para encuadrar a los personajes de la novela, que desarrollan sus relaciones interpersonales dentro de un contexto difícil, crítico en determinados momentos. El espacio geográfico también es clave, ya que los hechos transcurren tanto en Gibraltar como en distintos lugares del Campo de Gibraltar, entre ellos La Línea o Algeciras, además de pinceladas en Cádiz.

Prepararse para una novela de tan sobrado calado histórico en su contexto requiere de una gran trabajo. "La documentación es una de las fases más enriquecedoras de una novela y, en mi caso por lo menos, es donde se crea una parte importante del guión de la misma". Díaz tuvo que investigar sobre el entorno geográfico. Para eso hace dos años estuvo alojado en la zona varios días, aprovechando para recorrer parte del Campo de Gibraltar, entrar en el Peñón, visitar Ceuta y entrevistarme con antiguos trabajadores españoles de Gibraltar, "momentos que recuerdo con especial cariño por su magnífica disposición. Luego ha habido que conocer la vida y las circunstancias de los personajes de la novela y también se ha estudiado la sociedad española y británica de la época. Como digo, labor fascinante".

El proceso creativo de la novela ha vivido sobre el hilo de la suerte un año y medio. "Rápido aparecieron en mi mente los personajes que protagonizan la novela. Después de documentarme y de visitar gran parte de los escenarios, comencé a desarrollar la historia que fue escrita de forma continua". La última fase, que a juicio del escritor suele ser la más extensa, requiere de un concienzudo repaso, de la búsqueda de documentación ya muy concreta, de releer el borrador una y otra vez, así hasta que el producto final está listo para salir al mercado.

Entre las líneas de la novela, especialmente las personas más mayores, podrán reconocer sin problemas los espacios físicos que se reseñan porque, tal y como recuerda el escritor, la acción se centra exclusivamente en el año 1969. "Para los más jóvenes me gustaría que la novela sirviera para aprender algunos aspectos de la vida en el Campo, en Gibraltar y en la España de aquellos años".

A nivel personal es un apasionado de Ken Follet. "Suele poner la documentación al servicio de la historia y crea unas tramas que van avanzando sin fisuras hacia unos finales vibrantes y llenos de emoción". Detalla que suele utilizar varios escenarios de forma simultánea que une al final con maestría. No obstante, a la hora de leer accede a autores nacionales y extranjeros, best-sellers y novelas dirigidas a público minoritario, desde ensayo hasta teatro, incluso. "No ha habido una lectura en mi vida que no me haya enseñado algo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios