Estrenos de cine 'Watchmen' y Clint Eastwood comparten cartelera

Vigilar a los que vigilan

  • Veintitrés años después de su aparición el cómic de culto 'Watchmen' ve por fin la luz en cine, tras un largo proceso de adaptación en el que muchos cineastas se desanimaron ante su gran complejidad

Aparecido por entregas entre 1986 y 1987, surgido de la tortuosa y brillante mente de Alan Moore, Watchmen es uno de los cómics que ha creado escuela. Revisión absoluta del género de superhéroes, su compleja trama seguramente inspiró todas las nuevas y más oscuras andanzas de los justicieros enmascarados clásicos que poblaron las historietas, caso de Batman en versión Frank Miller. Watchmen sirvió también para legalizar culturalmente el cómic. Ayudó para crear el término "novela gráfica", ganó el premio Hugo de ciencia ficción y fue considerada por la revista Time una de las mejores novelas inglesas del siglo XX. Recientemente ha sido elegido el mejor cómic de todos los tiempos.

Como es preceptivo, Hollywood le echó el ojo desde el principio, dando origen a una trama tan rebuscada como la pergeñada por Alan Moore en el camino a su versión cinematográfica. Directores de todo pelaje pasaron por el proyecto. El macarra Joel Silver, productor de las sagas de La jungla de cristal y Arma letal, fue el primero en comprar los derechos, pero tras encargar un guión que no le gustó, traspasó el proyecto. El siguiente en la lista fue el visionario Terry Gilliam, alguien que dicho sea de paso podía sintonizar bien con el tortuoso mundo ideado por Moore. El ex Monty Python quería a Schwarzenegger como Doctor Manhattan, pero incluso la afición de Gilliam a los disparates se vio sobrepasada por los Watchmen. Tiró la toalla y la pelota fue para el guionista David Hayter, responsable de la adaptación al cine de los X-Men. Él mismo sería el encargado de dirigirla, pero al final no se entendió con los productores y se unió a la lista de los abandonos.

Tras la exótica parada de Darren Aronofsky, actual director de El luchador, que renunció para hacer La fuente de la vida, llegó el momento en que el cómic estuvo más cerca de llevarse a la pantalla. Pero la maldición de los superhéroes volvió a actuar y Paul Greengrass, el director de la saga de Bourne, se quedó con las ganas.El cambio de dirección en el estudio que iba a producirla y un presupuesto astronómico lo volvieron a enviar al cajón.

Y todo esto sin tener en cuenta los cineastas, como Guillermo del Toro, que dijeron directamente que no. Entonces se le propuso hace tres años a Zack Snyder, que también se negó en principio. Era una elección algo insólita, pues sólo tenía entre sus créditos el film de zombies Amanecer de los muertos. Pero entonces Snyder rodó su controvertida adaptación de otro cómic de culto, el 300 de Frank Miller, y le perdió el miedo a versionar novelas gráficas a la gran pantalla. Así que aceptó y por fin Watchmen ve la luz en cine hoy.

Sin duda, la oleada de películas de superhéroes que inunda las pantallas hoy en día, algunas de ellas deudoras de la estética ideada por Alan Moore para su laureado cómic, ayudó para este buen resultado.Una de las cosas que Snyder ha mantenido en la adaptación es el aire ochentero del cómic original, que fue publicado en esa década. Y ha procurado tener un gran respeto por la trama original, cosa que a priori parece complicada. Pues Watchmen es un abigarrado guión lleno de incidencias y sugerencias. Pero su aire nostálgico de una época que se acaba se ha querido mantener, con estos superhéroes fuera de juego en un mundo que no les entiende. "¿Quién vigila a los vigilantes?" es el lema de esta historia y de este film.

Otro riesgo que asumieron Snyder y sus productores es contar con un reparto sin estrellas, con gente como Malin Akerman, Billy Crudup, Patrick Wilson y Carla Giugino, con el inquietante Jackie Earle Heale como el psicótico Rosbach.

Como se ha apuntado, es imposible resumir en pocas líneas el argumento de Watchmen. El punto de partida se halla en 1985, cuando la guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia está a punto de estallar. Un antiguo superhéroe retirado, El comediante, es asesinado. Rosbach, uno de sus compañeros, empieza a investigar y descubre que hay un plan para asesinar a superhéroes pasados y presentes, que tendrá insospechadas consecuencias para todos ellos y la humanidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios