exposición en la isla Muestra fotográfica en el Centro de Congresos

'Vidas minadas', el reflejo de la sinrazón humana

  • Gervasio Sánchez muestra la historia de mutilados por minas antipersonas

Comentarios 2

Unos 40 países, entre ellos Estados Unidos, Rusia o China -todos con derecho a veto en el consejo de seguridad de Naciones Unidas-, continúan sin firmar el Tratado de Ottawa, que establece la prohibición de las minas antipersonas. Mientras tanto estas armas prosiguen cercenando, de una u otra forma, la vida de miles de personas en el mundo. El fotoperiodista Gervasio Sánchez desvela la realidad de algunas de estas personas con la exposición Vidas minadas. A la vez que descubre a los ojos ajenos la sinrazón de la postura de estos gobiernos. Desde ayer puede visitarse en el Centro de Congresos de San Fernando.

Fanar Zkri, del Kurdistán Iraquí, juega al fútbol en una de las fotografías. Sin piernas. Con sus brazos y manos cubre el balón. Con los muñones se arrastra. La escena sigue, según cuentan en uno de los paneles informativos, con Fanar ante la portería rival, dispara con los puños y marca. Cae uno gol tras otro. Es la imagen de un joven de 18 años, que con sólo seis perdió las dos piernas en una explosión. No utiliza para jugar al fútbol, que le apasiona, sus prótesis, que se presentan en primer plano en otra instantánea.

La serie de fotos en blanco y negro sobre Adis Smajic (Sarajevo) lo muestra de pequeño, con vendas en los ojos, herido, con la cara llena de cicatrices. Su rostro guarda las huellas de esa tragedia vivida, a pesar de las intervenciones quirúrgicas, que Gervasio Sánchez enseña en dos de las imágenes. Ese rastro, la pérdida del ojo izquierdo y la amputación del brazo derecho son las consecuencias de la explosión, de nuevo, de una mina antipersona.

Víctimas de esta sinrazón humana son también Mónica Paola Ojeda (colombiana), Sokheurm Man -de Camboya-, Sofía Elface (de Mozambique) y Manuel Orellana -salvadoreño-, cuyas historias el fotoperiodista español narra en imágenes. Son una llamada a la realidad, pero también un canto a la esperanza. Recuerda lo sufrido, pero también cuenta la superación de estas personas, el apoyo de sus familias. Su nueva vida.

Vidas minadas nació en 1995, en un proyecto apoyado por Intermón Oxfam, Manos Unidas y Médicos sin Fronteras, entidades que trabajan para erradicar las minas antipersona en 90 países. DKV Seguros es la principal colaboradora de esta iniciativa fotográfica con la que Gervasio Sánchez refleja el horror de la guerra.

Los interesados pueden visitar la muestra en el centro de congresos de San Fernando en la plaza del Rey, de lunes a viernes, en el horario habitual de las instalaciones: de 11.30 a 13.00 y de 18.00 a 21.00.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios