Versos en piedra de los primeros poetas gaditanos

  • El profesor de la UCA, filólogo e investigador Antonio Ruiz Castellanos interviene esta tarde en el ciclo Voces en el Museo

Comentarios 4

El Museo de Cádiz conserva alrededor de 400 inscripciones, de las cuales solo 20, las más significativas, se exponen al público. Entre ellas, el profesor de la Universidad de Cádiz y experto en epigrafía Antonio Ruiz Castellanos ha elegido diez muestras inéditas con el fin de hilvanar los puntos clave de la conferencia Versos en piedra: poesía epigráfica de Cádiz, enmarcada en el ciclo Voces en el Museo, que esta tarde vuelve a la pinacoteca provincial gaditana, de la mano de la Asociación Qultura con la colaboración con la Consejería de Cultura y Quorum Libros.

Durante su intervención Ruiz Castellanos pondrá de manifiesto nada menos que "los primeros fragmentos que se conservan de poetas gaditanos, aunque anónimos, cuentan con 2000 años de antigüedad". Son los versos de una serie de curiosas inscripciones, de las que se mostrará al público asistente una de ellas. "Quizá la menos vistosa".

Entre ellas llama la atención la muestra que elogia a un médico de la época, cuyo artículo titulado Inscripciones de médicos de Gades. Epigrafía de la ciudad de la justicia, publicó hace un mes Ruiz Castellanos dentro del libro homenaje al arqueólogo Francisco Sibón. "En esta inscripción excavada en la Ciudad de la Justicia figura un elogio, pero también existen otros que ponen los vellos de punta de lo sentimentales que son". Es el caso de uno acerca de unos padres que se ven en la triste tesitura de enterrar a sus dos hijos. "Son preciosos y muy bien versificados", comenta este apasionado profesional de la epigrafía. "Cada vez que me enfrento a una inscripción es como un enigma, como un puzzle por encajar, porque siempre faltan fragmentos por descifrar".

Precisamente de este aspecto de su profesión también hablará el ponente de esta tarde, que será presentado por la periodista Ana Rodríguez Tenorio. "Quiero reivindicar la práctica de esta disciplina que practican profesionales de historia, filología clásica y literatura, etc. Es un trabajo multidisciplinar y quizás por este motivo no adopta el rango científico de otras disciplinas", asevera en relación a la epigrafía.

Una materia, asegura, de la que existen bastantes profesionales en Cádiz y de la que abundan las publicaciones y catálogos, de los cuales no se le escapa ni un detalle. Concretamente, Antonio Ruiz Castellanos acaba de publicar este año un catálogo con 19 inscripciones aparecidas en la calle Brunete. Si bien, existen muchos inventarios previos como el que publicó Julián González en los años 70; el que junto a la técnico del Museo de Cádiz María Dolores López de la Orden realizó Ruiz Castellanos acerca de 296 piezas del Museo o el que posteriormente también publicó De la Orden con otras 80 inscripciones.

"Ahora la actividad arqueológica está parada pero en estos años previos han llegado al Museo alrededor de 30 piezas por año. Tenemos una provincia muy rica".

Un estudio realmente interesante de la antigüedad. "Son registros muy valiosos , incluso más que los procedentes de la literatura clásica porque se trata de una literatura real, la literatura de los pobres, de aquellos que quisieron contar parte de su vida, cuando sentían de cerca la muerte".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios