Veinticinco años, veinticinco discos, veinticinco besos

Mencionar su nombre es ya de por sí una garantía. Su sólida trayectoria, la seriedad de sus composiciones, su sentimental manera de cantar a la vida son algunos de los rasgos que definen a Ecos del Rocío. Una formación clásica integrada por Juan Manuel, Paco, Jesús y Miguel que, para conmemorar su primer cuarto de siglo, ofrece 25 besos para ti, sevillanas pensadas para su público de siempre y, más aún, nuevos admiradores que se sumen a su cuidado estilo. "Somos un grupo que escribe a la calle y a la gente. Aquí hay muchos sentimientos. Devolvemos las historias hechas coplas y, hasta la fecha, nos ha ido bastante bien", explica Miguel Moyares, autor de las letras de la mayoría de las piezas del grupo.

Unos amigos que se conocieron siendo unos niños y que, aún hoy, conservan la misma relación de antaño. "El secreto está en que nos hablamos uno y otro a la cara. Nos conocemos bastante y, además, cuando las cosas van bien, no hay problemas ni por qué llevarse mal", aclara Jesús. "Somos distintos que cuando empezamos pero, aunque conservemos la personalidad, también intentamos evolucionar", complementa Juan Manuel.

Ama de casa, "Carta a los Reyes Magos, La despedida, títulos que llegan directos al corazón y que han sabido conquistar generación tras generación. "Cada disco tiene que ajustarse a la línea que hemos marcado. Hemos perdido tiempo y juventud pero estamos pletóricos de facultades", reitera Moyares ante la atenta mirada de sus compañeros. "No hemos sido un conjunto muy fuerte aunque sí hemos ido ascendiendo poquito a poco, dándonos cuenta en los directos de lo que nos dice la gente e intentando no bajar nunca ningún escalón", aporta Paco.

Retrocediendo hasta los años 80, estos hijos de campesinos encontraron su destino influenciados por el maestro Oliva y por el compositor José Manuel Moya, esenciales en la carrera de Romeros de la Puebla. Una vez perfilada su personalidad artística, los éxitos no tardaron en llegar sin que nunca supusiera eso razón alguna para que modifiquen su afable y sencilla forma de ser. "A lo largo del año, vivimos dos etapas diferentes, la que dedicamos a la música y la que reservamos para la familia y el campo", aclara Jesús. Y continúa. "De momento, gozamos de buena salud. Esto durará hasta que Dios quiera. No hay por qué cambiar". "En ilusiones tampoco hemos mermado", complementa Miguel. "El día que se pierdan, seré el primero en colgar la manta. A veces aparece el cansancio natural pero, en cuanto pasan quince días, estamos deseando regresar al escenario y volver a escribir".

En cuanto a la dificultad que entraña mantenerse, Juan Manuel manifiesta ciertas diferencias. "Cuando empiezas es difícil que la gente te preste atención. Ahora existen unos seguidores que garantizan un seguimiento. Lo que no puedes permitirte es venirte atrás". "Todas las temporadas tenemos que grabar algo nuevo sin perder nuestras raíces. Hemos intentado que "25 besos para ti" sea apetecible, bailable y muy alegre", aporta Paco.

Cuentan con el beneplácito de la Señora de las Marismas, cantan al amor y al desamor, a las costumbres de nuestra tierra y a las pequeñas y grandes historias de cada día. Ecos del Rocío están de regreso con unas melodías que acarician el alma. Un buen regalo para empezar el 2008 impregnados del auténtico sabor de lo nuestro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios